Compartir

La mayoría de los casos de escoliosis tienden a ser leves, sin embargo, en algunos niños pueden manifestarse complicaciones. No obstante, es importante detectar a tiempo para tomar las medidas adecuadas.

 

Escoliosis

Las escoliosis es una afección que provoca una curvatura lateral anormal en la columna vertebral. Si bien es cierto que la columna posee ciertas curvaturas, mismas que de frente no se observan, de perfil si se ven, no obstante, estas son normales. Pero cuando la curva es de lado a lado o con forma de S o C, posiblemente se trata de escoliosis.

Esta alteración se produce antes de la pubertad, es decir, alrededor de los 10 años y tiende a afectar más a las niñas que a los niños. En la mayoría de los casos, la escoliosis suele ser leve, sin embargo, su complejidad puede ser moderada o severa, además es progresiva y puede causar incapacidades físicas e internas.

¿Qué causa la escoliosis?

“Aproximadamente, el 80 por ciento de los casos de escoliosis no tienen una causa reconocible”, según  Asociación Estadounidense de Cirujanos Neurológicos (AANS).

Hasta ahora, los especialistas no han encontrado las causas certeras para los tipos de escoliosis que existen, no obstante, ciertos factores hereditarios parecen intervenir. Las causas que identifican son:

  • Defectos de nacimiento
  • Factores genéticos
  • Lesiones o infecciones de la columna vertebral
  • Anormalidades neurológicas

Tipos de escoliosis

Existe un tipo de escoliosis principal o más común, se trata de la idiopática, esta a su vez tiene subtipos o está clasificada de 4 formas distintas según la edad de la persona; estas incluyen:

Escoliosis idiopática infantil: De 0 a 3 años

Escoliosis idiopática Juvenil: Se desarrolla entre los 3 y 10 años

Escoliosis idiopática en la adolescencia: Entre 10 y 18 años

Escoliosis idiopática adulta: Más de 18 años

Aunque la mayoría de los casos responde a escoliosis idiopática, hay también, tres tipos más de escoliosis; estos son:

Funcional: En este tipo de escoliosis, la columna vertebral es normal, pero a pesar de ello se desarrolla una curvatura anormal, esto como consecuencia de un problema en otra parte del cuerpo.

Neuromuscular: En este caso, la escoliosis se debe a un problema en la formación de los huesos de la columna vertebral, puede ser que no se forman del todo o que no se separen entre si durante el desarrollo fetal.

Degenerativo: La diferencia con esta forma de escoliosis, es que ocurre en adultos mayores, al contrario de los otros tipos que se producen en niños, adolescentes o adultos. La escoliosis degenerativa es el resultado de cambios en la columna debido a la artritis.

Síntomas y signos

Los síntomas que se manifiesten van a depender del tipo de escoliosis y del nivel de gravedad o complicación del mismo. Los signos comunes y relacionados son:

  • Dolor de espalda
  • Hombros desiguales
  • Caderas desiguales
  • Un omóplato más pronunciado que el otro
  • Deficiencias para respirar

Tratamientos para la escoliosis

El tratamiento para la escoliosis se fundamenta en la gravedad de la curvatura y las posibilidades de que esta se agrave. Por otra parte, diagnosticar el tipo de escoliosis es fundamental para determinar el tratamiento adecuado. Así mismo, el especialista también considera la edad y la cantidad y tipo de curvatura.

Los tratamientos principales son:

  • Observación
  • Vigorizante o aparato ortopédico
  • Cirugía
MedicosTVArtículo Original de MedicosTV |  Revisado y Editado por el equipo editorial de MedicosTV

Fuentes:
Mayo Foundation for Medical Education and Research. Página Web. Disponible en: https://mayocl.in/2yLG79T
Healthline Media. Página web. Disponible en: https://bit.ly/2Kedq6Y
Fotos por Pixabay
© 2016-2018 MEDICOSTV, LLC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here