fbpx
Traumatologia

Protege tus articulaciones de los esguinces con sencillas prácticas

Los esguinces son torceduras que pueden atacar cualquier parte del cuerpo, sin embargo, se producen con más frecuencia en los tobillos. Usualmente, es una lesión que con fáciles cuidados se puede tratar.

Esguince

Un esguince, también conocido como torcedura, es una afección que se produce en los ligamentos que vinculan los huesos, mismos que forman una articulación. Los ligamentos están constituidos por fibras fuertes y resistentes, no obstante, pueden sufrir un esguince, que es el estiramiento excesivo o desgarramiento del mismo. El esguince ocurre como consecuencia de un movimiento brusco o de esforzar al límite los ligamentos, por ello se estiran o rompen, lo que causa dolor e inflamación.

¿Cómo se produce el esguince?

Los esguinces son el resultado de estirar excesivamente o desgarrar las articulaciones, cuando estas varían su posición de forma antinatural, es decir, de manera violenta, forzada o sobre estirada; se presenta el esguince. Esta lesión se puede manifestar por distintas circunstancias, estas incluyen:

  • Actividades atléticas o ejercicios
  • Alzamiento de objetos pesados
  • Esforzarse en exceso
  • Realizar movimientos repetitivos y extensos
  • Caídas, resbalones o cualquier otro accidente
  • Malas posturas

Zonas del cuerpo más afectadas

El esguince es una lesión que generalmente afecta las mismas regiones del cuerpo, estas son:

  • Tobillos
  • Rodillas
  • Muñecas
  • Dedo pulgar

Clasificación de los esguinces

Los esguinces se encuentran clasificados según la gravedad de la lesión:

Grado 1: Se trata del desgarro de alguna parte del ligamento, pues se deforma más allá de la elasticidad que tiene, pero no incluye roturas.

Grado 2: Se produce una rotura parcial de uno o varios ligamentos, por lo que la articulación imposibilita realizar movimientos normales.

Grado 3: Consiste en la rotura total del ligamento, además de un arrancamiento con respecto al hueso.

¿Qué síntomas corresponden al esguince?

Los signos que se manifiesten, van a depender del grado de esguince y la gravedad de la lesión, los síntomas más comunes son:

  • Dolor alrededor de la articulación afectada
  • Hinchazón en la zona
  • Flexibilidad limitada
  • Dificultad para el movimiento de la articulación
  • Hematomas
  • Calor en la zona afectada

Factores de riesgo

Cualquier persona puede sufrir de un esguince, no obstante, existen ciertos elementos que incrementan la posibilidad de padecer un esguince.

Falta de acondicionamiento: La falta o mal de acondicionamiento físico provoca la debilidad de tus músculos y articulaciones, haciendo que estos tengan incapacidad para soportar movimientos, por ende, sean propensos a sufrir lesiones.

Entorno: Las superficies húmedas, mojadas o imperfectas, son ambientes que posibilitan caídas u otros accidentes, generando así lesiones.

Calentamiento incorrecto: Es fundamental realizar ejercicios de calentamiento antes de cualquier actividad física, esto permite relajar los músculos, además incrementa el rango de movimiento de las articulaciones. También son ideales los ejercicios de estiramiento y relajación posteriores, todo esto reduce los riesgos de padecer esguinces.

Equipo inadecuado: Un mal calzado o un equipo deportivo deficiente, pueden contribuir al riesgo de sufrir esguinces.

Cansancio: El estar fatigado provoca no poseer una correcta postura en el cuerpo. Por otra parte, unos músculos cansados no proveen el soporte necesario para sus articulaciones. Al estar cansado generas fuerzas que pueden estresar o sobre extender los músculos y las articulaciones.

Tratamientos

Las lesiones como los esguinces se pueden tratar con sencillos procedimientos o técnicas, no obstante, siempre y cuando la afección sea leve, de ser grave el tratamiento debe ser más intencional y supervisado por un especialista.

Descanso: Es recomendable dejar en reposo por varios días la zona afectada, procurar no utilizarla para darle tiempo de que sane completamente y de forma correcta.

Elevar la zona: Es importante que intentes mantener la articulación lesionada elevada por encima del nivel de tu corazón, esto contribuirá a disminuir la inflamación.

Compresión: Venda la región afectada con firmeza, esto ayudará a que la hinchazón vaya cediendo, sin embargo, no aprietes de modo que limites el movimiento o la circulación.

Hielo: Aplica hielo en la articulación con la lesión para reducir la inflamación. No coloques el hielo directamente en la piel, envuélvelo sobre una toalla o prenda de vestir, posteriormente ubícalo en la articulación durante 20 minutos y luego retíralo por otros 20 minutos, así vas repitiendo durante el día.

Medicamentos: Para el dolor se puede consumir ibuprofeno, mientras que para la inflamación se suministra un antiinflamatorio, sin embargo, consulta antes a un médico.

Prevención

  • Arma un plan alimenticio balanceado y nutritivo, de modo que le suministres todos los minerales y vitaminas a tus músculos, articulaciones y huesos.
  • Haz calentamiento previo a cualquier actividad física
  • Realiza ejercicios de estiramiento después de haber practicado algún deporte o ejercicio en general
  • Establece una rutina frecuente de acondicionamiento en todo el cuerpo, esto minimizará los riesgos y te fortalecerá.
  • Toma descansos regulares durante tus jornadas laborales, académicas o deportivas, así contribuirás a descansar y relajar los músculos
  • Si practicas alguna disciplina física, obtén el mejor equipo de entrenamiento para que protejas y no expongas tu cuerpo, por ende, reduzcas los riesgos de lesiones
MedicosTVArtículo Original de MedicosTV |  Revisado y Editado por el equipo editorial de MedicosTV

Fuentes:
Mayo Foundation for Medical Education and Research. Página web. Disponible en: https://mayocl.in/2vD7XnS
Healthline Media. Página web. Disponible en: https://bit.ly/2HlSf1L
National Institutes of Health. Página web. Disponible en: https://bit.ly/2HmOqte
Fotos por Pixabay
© 2016-2018 MEDICOSTV, LLC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
Publicidad
  
Etiquetas
Muestra más

Barbara Carballo

Barbara Carballo es una profesional de la comunicación social, periodista y redactora. Enfocada en salud y bienestar, además de temas sociales. Defensora de las causas justas y de la defensa de los derechos de la infancia y comunidades vulnerables. Amante de la vida y de las cosas simples. Creyente en Dios, el amor y el respeto. Barbara es una colaboradora de MedicosTV.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close

Adblock detectado

Por favor considere apoyarnos deshabilitando su bloqueador de anuncios.