fbpx
TraumatologiaAlergiasDestacadosMedicina General

La verdad sobre las infecciones por hongos en pacientes hospitalizados

La verdad sobre las infecciones por hongos en pacientes hospitalizados

Parece paradójico que estando recluido en un hospital uno se pueda enfermar con infecciones por hongos. Al fin y al cabo, vamos allí para mejorar y no para enfermarnos más. Sin embargo, los ambientes hospitalarios son el lugar ideal para que muchos microorganismos oportunistas invadan los cuerpos de los pacientes produciéndoles infecciones. Los hongos son algunos de estos organismos y pueden resultar difíciles de tratar.

Las infecciones adquiridas de esta forma reciben el nombre de infecciones fúngicas nosocomiales o infecciones por hongos adquiridas en el hospital. Y aunque en los centros de salud, se toman las medidas necesarias para evitarlas, ciertos procedimientos y situaciones pueden incrementar el riesgo de padecerlas.

Por ejemplo, los pacientes que se encuentran muy enfermos o que tienen un sistema inmunológico débil tienen mayor riesgo. También es posible adquirir una infección fúngica hospitalaria durante una operación quirúrgica, si existe contaminación en el área.

Conociendo las infecciones fúngicas hospitalarias

Las infecciones hospitalarias son más comunes de lo que pensamos, por lo tanto, es importante conocer sobre ellas para saber lo que podemos hacer para evitarlas. A continuación, te mostramos algunas de las situaciones hospitalarias que pueden ponerte en riesgo de contraer una infección.

Dispositivos como los catéteres o vías venosas pueden incrementar el riesgo de una infección fúngica.

Durante la hospitalización es posible que te pongan un catéter o vía para administrarte medicamentos o líquidos. Si no se manejan con las medidas higiénicas adecuadas, estos dispositivos pueden ser una puerta de entrada a tu cuerpo para los hongos que haya en el ambiente.

Las cirugías pueden conducir a una infección.

Si has tenido una cirugía, es posible adquirir una infección en la parte del cuerpo que fue operada. Este tipo de infecciones son más comúnmente causadas por bacterias, pero se han dado casos de infecciones por hongos.

Renovaciones hospitalarias.

Dado que cuando se realizan renovaciones o reestructuraciones en las infraestructuras de los hospitales no es posible cerrarlos completamente, y a pesar de que se tomen las medidas preventivas necesarias, siempre existe el riesgo de que los pacientes puedan contraer infecciones por hongos, especialmente aspergilosis.

Violaciones de los protocolos de seguridad e higiene hospitalaria.

Todos los centros hospitalarios funcionan bajo rígidos protocolos de seguridad e higiene hospitalaria a fin de minimizar los riesgos de infecciones. Sin embargo, pequeños descuidos por parte del personal o de los mismos pacientes pueden ser aprovechados por los hongos del ambiente para producir infecciones.

¿Cómo se pueden prevenir estar infecciones en los pacientes hospitalizados?

Los hongos son difíciles de evitar ya que ellos son parte natural del ambiente. En ambientes externos pueden vivir en el suelo y las plantas. En ambientes internos pueden vivir en toda clase de superficies, incluso en nuestra propia piel. Así, que los ambientes hospitalarios no están exentos de ellos. Por lo tanto, es importante saber cómo defendernos de ellos y así evitar una infección.

A continuación te damos algunas recomendaciones que puedes implementar para reducir el riesgo de una infección hospitalaria.

  • Aprender sobre las infecciones fúngicas. Existen diferentes tipos de infecciones fúngicas. Aprender sobre ellas puede ayudarte a ti y a tu médico a reconocer los síntomas tempranos y así prevenir una enfermedad grave.
  • Tomar los medicamentos como lo indica el médico. Esto es muy importante, ya que cuando se no se toman los medicamentos en forma adecuada, los hongos se van haciendo resistentes a ellos.
  • Ser un paciente seguro. Esto implica tomar algunas medidas mientras estás hospitalizado.

Tips:

  1. Habla con tu doctor sobre las preocupaciones que tengas en cuanto a tu seguridad y pregúntale que están haciendo ellos para protegerte
  2. Lávate las manos con regularidad y pídeles a tus familiares y amigos que lo hagan antes de venir a visitarte.
  3. Mantén las medidas higiénicas adecuadas incluso luego de dejar el hospital sobre todo si tu sistema inmunológico está debilitado.

Estar hospitalizado no es una experiencia agradable. Por lo tanto, si nos toca pasar por esa experiencia tratemos de ser lo más cuidadosos posibles en lo que esté a nuestro alcance a fin de que no se convierta en algo mucho peor.

Artículo Original de MedicosTV |  Revisado y Editado por el equipo editorial de MedicosTV

Fuentes:
Pelroth J., Choi B. y Spelberg B (2007). Nosocomial fungal infections: epidemiology, diagnosis, and treatment. En Medical Mycology, (45) 4. Pag 321–346.
Centers for Disease Control and Prevention. Hospitalized Patients and Fungal Infections. Disponible en: https://www.cdc.gov/fungal/infections/hospitalized.html
Foto por Freepik
© 2017 MEDICOSTV, LLC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
Publicidad
 MedicosTV En Vivo 
Muestra más

Ana Larez

Ana Larez es una profesional de comunicacion con más de 15 años de experiencia en radio y television. Actualmente Ana es una colaboradora, escritora, y co-productora de contenido para MedicosTV.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker