Compartir

El cuerpo tanto de hombres como mujeres, tiene diversas regiones que reaccionan a los estímulos y caricias. Por ello, es importante descubrir nuevas zonas erógenas y no limitar la imaginación cuando estás con tu pareja.

 

¿Qué son las zonas erógenas?

Las zonas erógenas son ciertas partes del cuerpo que reaccionan con placer a los estímulos, puesto que resultan muy sensibles son capaces de generar muchas y distintas sensaciones, debido a que poseen diversas terminaciones nerviosas.

¿Las zonas erógenas son iguales en todas las personas?

A pesar de que pueden ser similares entre personas, hay diferencias individuales con respecto a la sensibilidad, el placer y las sensaciones, de modo que distintas zonas del cuerpo de él y ella resultan erógenas, además con diferente grado de excitación.

Cada quien tiene sus preferencias, ante esto, lo ideal es comunicarte con tu pareja, basta preguntarle cuáles son sus gustos y sus zonas más sensibles. Otra opción es experimentar con distintas caricias en diferentes lugares y permanecer atenta a sus reacciones, así podrás identificar sin tener que preguntar.

Artículo relacionado: ¿Quiénes tienen mayor deseo sexual, hombres o mujeres?

Zonas erógenas en hombres y mujeres

Comúnmente, solo se asocian con el placer las áreas tradicionales del cuerpo y donde hay mayores terminaciones nerviosas, es decir, las áreas u órganos genitales. En términos generales, las zonas erógenas por excelencia son:

En la mujer:

  • El clítoris
  • La vagina
  • El cuello uterino
  • Boca y labios
  • Pechos y pezones

En el hombre:

  • El pene
  • El escroto
  • Perineo
  • Pezones
  • Boca y labios

Si bien es cierto que estas representan las áreas con más sensibilidad y generadoras de mayor placer, la verdad es que existen otras zonas que son muy placenteras, sobre todo durante los preámbulos del acto sexual.

Zonas erógenas menos frecuentes

Es importante descubrir nuevas zonas erógenas en la pareja, así no siempre dependerá el placer de las regiones tradicionales, además ¿por qué no tomar en cuenta otros lugares que tienden a ser sensibles y agradables? Las zonas erógenas olvidadas en él y ella, incluyen:

1El cuello

- Publicidad -

El cuello es sensible al tacto ligero, además a la vibración de baja frecuencia. Masajes sutiles en esta zona contribuyen a relajar y disminuir las tensiones; se pueden realizar presionando con los dedos e intercalando con caricias y besos.

Espalda

También te puede interesar: 8 beneficios que aporta el sexo a tu salud y a tu bienestar

Siempre se comenta sobre las mismas zonas erógenas tanto en hombres como en mujeres, y la verdad es que se están olvidando muchas otras áreas que son sensitivas y responden a las caricias y estímulos. No hay porqué simplificar los puntos erógenos, descubrir y experimentar puede hacer la diferencia a la hora de lograr mayor satisfacción, placer y felicidad.

 

 

MedicosTVArtículo Original de MedicosTV |  Revisado y Editado por el equipo editorial de MedicosTV

Fuentes:
Greatist. Página web. Disponible en: https://bit.ly/2JxaN3s
Women’s Health. Página web. Disponible en: https://bit.ly/2M0A0lp
Fotos por Unsplash
© 2016-2018 MEDICOSTV, LLC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here