Compartir

Las mujeres al oír que tienen quistes ováricos piensan lo peor, pero la verdad es que en la mayoría de los casos estos son benignos.

No obstante, es necesario realizarse revisiones para prevenir complicaciones.

Quistes ováricos

quistes ováricos
quistes ováricos

Los quistes ováricos son pequeños sacos o bolsas llenas de líquido que se forman dentro de los ovarios o en la superficie de estos. Estas estructuras cerradas son muy comunes y en la mayoría de los casos son indoloras, no generan síntomas y son inofensivas. Sin embargo, los quistes muy grandes si pueden causar dolor y hasta complicaciones.

¿Cómo se originan los quistes ováricos?

La mayoría de los quistes ováricos se desarrollan como consecuencia del ciclo menstrual, no obstante, la causa de la aparición depende del tipo de quiste, estos incluyen:

1. Quistes funcionales

Cada mes se forman en los ovarios unas estructuras denominada folículos, estos son responsables de producir las hormonas progesterona y estrógeno, además de liberar un óvulo al momento de la ovulación. Cuando estos folículos mensuales y normales crecen, se conocen como quistes funcionales.

2. Quistes foliculares

Durante la mitad del ciclo menstrual, un huevo sale del folículo y se traslada por la trompa de Falopio, cuando el folículo no se rompe para liberar ese huevo pero sigue creciendo, se comienza a formar el quiste folicular. Este es el tipo más común de quiste.

3. Quistes del cuerpo lúteo

El cuerpo lúteo es una zona de tejido que se encuentra dentro del ovario, esto ocurre después que el folículo haya liberado el huevo. Por lo general, si no sucede un embarazo, el cuerpo lúteo se descompone y desaparece, no obstante, existe la posibilidad de que se llene de líquido, convirtiéndose así en un quiste.

Estos tres tipos de quistes comúnmente son benignos y no provocan ningún dolor, síntoma o complicación, además, con frecuencia desaparecen por sí solos en dos o tres ciclos menstruales.

Otros quistes

Quistes dermoides:
Estos son quistes que suelen tener tejido, que puede ser pelo, piel o dientes, puesto que se crean a partir de células embrionarias. Estos quistes también se conocen como teratomas y generalmente no son cancerosos.

Cistadenomas:
En este caso se trata de quistes que pueden llenarse de material acuoso o mucoso y se forma en la superficie de un ovario.

Endometriomas:
Este se forma como resultado del crecimiento de tejidos fuera del útero y que pueden unirse a los ovarios y formar el quiste. Lo normal es que estos tejidos se desarrollen dentro del útero.

Signos y síntomas

Usualmente, los quistes ováricos no representan un peligro; ya que, raramente son cancerosos, por el contrario, son benignos o inofensivos y en la mayoría de los casos desaparecen solos. Sin embargo, un quiste muy grande o con alguna anormalidad, si puede manifestar síntomas, estos incluyen:

  • Dolor pélvico intenso y repentino
  • Hinchazón abdominal
  • Náuseas y vómitos
  • Sangrado inusual
  • Dolor en los senos
  • Dolor durante el coito

Si se presenta cualquiera de estos signos, lo mejor es visitar al médico lo más pronto posible.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Ciertos estados como el embarazo y algunas afecciones como las infecciones pueden incrementar el riesgo de desarrollar quistes ováricos.

  • Problemas hormonales
  • Embarazos
  • Endometriosis
  • Un quiste ovárico previo
  • Infecciones pélvicas

Tratamiento

El especialista es el indicado para referir un tratamiento, esto posterior a una revisión previa. El procedimiento que indique va a depender del tipo de quiste, las condiciones del mismo y de si aumenta su tamaño o no, además si es benigno o maligno. Algunas de las opciones son:

  • Pastillas anticonceptivas
  • Laparoscopia
  • Laparotomía

¿Se pueden prevenir los quistes ováricos?

No existe una manera de evitar la aparición de los quistes ováricos, pero si se pueden tratar y superar si se detectan a tiempo y se identifica su estado y nivel de gravedad. Los exámenes habituales con el especialista son ideales para detectar cambios a tiempo y solventarlos. Por otro lado, estar atenta a las variaciones del ciclo menstrual y a sus síntomas, puede favorecer en diagnósticos tempranos.

MedicosTVArtículo Original de MedicosTV |  Revisado y Editado por el equipo editorial de MedicosTV

Fuentes:
Mayo Foundation for Medical Education and Research. Página web. Disponible en: https://mayocl.in/2jqXsye
Healthline Media. Página web. Disponible en: https://bit.ly/2rl8PsO
MedicineNet. Página web. Disponible en: https://bit.ly/2JT6dct
Fotos por Pixbay
© 2016-2018 MEDICOSTV, LLC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here