fbpx
Salud Bucal

Cuida a tus pequeños de las caries rampantes o caries del biberón

Los hábitos alimenticios, al igual que los de higiene oral, son fundamentales para prevenir las caries rampantes y otras afecciones en los dientes y encías de tu bebé, además para conservar la salud bucal general.

 

Caries rampantes

Se suele pensar que los niños no son afectados por problemas bucales, pero esto no es cierto. Las caries que se presentan en los bebés se denominan caries rampantes, también conocidas como caries del biberón o de lactancia. Esta afección se manifiesta específicamente en los dientes incisivos superiores.

Las caries rampantes afectan a bebés aproximadamente desde los 6 meses con la aparición de sus primeros dientes, hasta los 4 o 5 años de edad, además tienen la particularidad de avanzar rápidamente en un corto periodo de tiempo.

¿Cómo se producen las caries rampantes?

Las caries rampantes es una enfermedad que puede ser causada por distintos motivos, uno de ellos es el consumo excesivo de azúcar en el niño, esto como resultado del uso prolongado del biberón. Cuando el pequeño se duerme con el biberón o un chupete, el azúcar de la leche o los líquidos azucarados, permanecen en contacto con la boca del niño por un largo tiempo, lo que abre paso a las caries rampantes.

Esta afección se presenta mayormente en los incisivos superiores, debido a que el chupete del biberón imposibilita que la saliva elimine los azúcares en la zona, mientras que los incisivos inferiores están más protegidos por la saliva y la lengua.

Por otro lado, la presencia de bacterias en la boca del bebé también son causantes de estas caries, mismas bacterias que en muchas ocasiones son transmitidas por los padres o la persona que cuida del bebé, esto cómo consecuencia del contacto de los artículos del niño con la boda del adulto.

Características de las caries rampantes

Esta alteración en los dientes del bebé tiene distintas particularidades; estas incluyen:

  • Son de rápida evolución
  • Afecta antes del primer año de vida
  • Altera principalmente a los incisivos superiores
  • En casos graves llega a afectar los incisivos inferiores
  • Están vinculadas con la higiene y la alimentación nocturna

¿Cuáles son las consecuencias de las caries rampantes?

Cuando esta afección ataca al bebé, ocasiona una serie de alteraciones, como destruir el esmalte de las superficies lisas de los dientes, por otro lado puede generar la pérdida del diente, y cuando está comenzando se manifiestan manchas blancas en la pieza, que con el tiempo se transforman en amarillentas y van oscureciéndose cada vez más.

Asimismo, hay distintos problemas asociados a la pérdida de los dientes, esto trae consigo la dificultad del pequeño para hablar o masticar. También resulta ser una ausencia estética y una malformación de los dientes de hueso, es decir, los definitivos, debido a que se pierde el espacio reservado para la erupción de los dientes nuevos.

¿Qué hacer?

  • Controla la alimentación de tu bebé
  • No endulces el chupete del biberón con azúcar, miel o productos dulces
  • Limítale el consumo de azúcares y carbohidratos
  • Limítale el consumo de alimentos ácidos
  • No permitas que utilice el biberón como juguete y permanezca con el todo el día en la boca
  • No acostumbres al niño a dormir con el biberón. Si ya lo está, llénalo con agua, nada de líquidos o sólidos dulces
  • A partir de los 6 meses puedes irle enseñando a beber de vasos adecuados y cómodos para su edad, así irá poco a poco desprendiéndose del biberón

Higiene dental del bebé

Al igual que la alimentación, el cuidado de los dientes es determinante para la salud bucal de tu bebé, por eso, te recomendamos prácticos hábitos de higiene que ayudarán a prevenir las caries rampantes y otras afecciones bucales.

  • Si tu pequeño aún no tiene dientes, limpia sus encías con una almohadilla de gasa limpia después de cada comida.
  • Masajea las encías del bebé
  • Comienza a cepillar los dientes de tu hijo apenas entren en erupción
  • Haz uso del hilo dental cuando el pequeño ya tenga dos dientes en contacto
  • Cerciórate que reciba la cantidad suficiente de flúor, puesto que lo ayuda a prevenir las caries. Esto se hace a través del especialista o con sus indicaciones
  • Lleva a tu hijo a consultas frecuentes con el médico, así podrás evitar esta y otras afecciones, además te asegurarás de que su salud bucal vaya por buen camino

También de puede interesar: Cómo cuidar la higiene bucal de tus hijos

Creer que los niños por ser bebés no están expuestos a padecer de afecciones bucales, en un error. Los niños también pueden sufrir de caries y enfermedades dentales. Es esencial cuidar su boca desde temprana edad; ya que, sus primeros dientes, también conocidos como dientes de leche, aparecen para posibilitarlos a alimentarse bien, hablar y masticar, además actúan como marcadores de posición para sus dientes permanentes o dientes de huesos.

 

 

[socialpoll id=”2503665″]

 

 

MedicosTVArtículo Original de MedicosTV |  Revisado y Editado por el equipo editorial de MedicosTV

Fuentes:
American Dental Association. Página web. Disponible en: https://bit.ly/2EGua81
WebMD. Página web. Disponible en: https://wb.md/2Irm1qy
Colgate-Palmolive Company. Página web. Disponible en: https://bit.ly/2wRYEB9
Fotos por Pixabay
© 2016-2018 MEDICOSTV, LLC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
Publicidad
  
Etiquetas
Muestra más

Barbara Carballo

Barbara Carballo es una profesional de la comunicación social, periodista y redactora. Enfocada en salud y bienestar, además de temas sociales. Defensora de las causas justas y de la defensa de los derechos de la infancia y comunidades vulnerables. Amante de la vida y de las cosas simples. Creyente en Dios, el amor y el respeto. Barbara es una colaboradora de MedicosTV.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker