fbpx
Pediatría

7 razones por las que los bebés lloran y cómo calmarlos

Su bebé no puede hacer nada por sí mismo y depende de ti hacerte cargo de todo lo que necesita: comida, calor y seguridad. El llanto es una forma de que tu bebé te diga que necesita algo.A menudo, los padres primerizos les resulta difícil juzgar lo que quiere su bebé. Pero con el tiempo, escuchará rápidamente las necesidades individuales. Y a medida que tu bebé crece, también encuentras nuevas formas de comunicarte, puede ser sonriéndole, haciendo contacto visual y emitiendo otros sonidos. Todo esto hará que tu bebé llore menos.

Si aun estan en una etapa de conocerse a continuación algunas razones por la que puede que esté llorando:

Tengo hambre

El hambre es una de las razones más comunes por las que los bebés lloran. Mientras más joven sea tu bebé, es más probable que su llanto sea por que quiere tetita o biberon. No permitas que presuntos “profesionales” dicten que alimentes a tu bebé solo cada tres o cuatro horas. Especialmente los bebés en los primeros meses de vida a menudo son mejores con intervalos de alimentación más cortos. Para distancias largas entre comidas, los pequeños deben tomar cantidades muy grandes a la vez, y eso a menudo abruma el estómago del pequeño.

Además, la lactancia y la alimentación del biberón son tranquilizantes, ¡y los bebés que redescubren el mundo necesitan un poco más de seguridad! No solo se alimentan por hambre también esto les da mucha contención.

Es posible que tu bebé no deje de llorar de inmediato, pero disminuye a medida que su barriguita se llena.

Si tu bebé está lleno pero sigue llorando, puede que este expresando otra necesidad como las de a continuación:

¡Estoy abrumado, quiero llorar!

Si su bebé tiene menos de cinco meses, llorará especialmente al final de la tarde y la noche. Esto es normal y no significa que algo anda mal con tu bebé. Sin embargo, si los gritos son demasiado, debes hablar con tu pediatra.

El llanto excesivo se define como llanto inconsolable, el cual dura más de tres horas durante más de tres días seguidos y al menos tres semanas. Pero incluso si estos criterios no se cumplen por completo, puede ser importante obtener ayuda. Por ejemplo, tu bebé puede que esté sintiendo dolor, estar agotado o abrumado.

Las consecuencias de la infelicidad pueden variar desde unos pocos sollozos hasta horas de llanto incesante. Y cuando tu bebé llora, se sentirá más molesto y frustrado, y rechazara cualquier intento de consolación. Tu bebé puede apretar los puños, arrodillarse y estirarse hacia atrás.

Dale amor y ten paciencia, recuerda que todo este mundo es nuevo para él y a veces el llanto es una forma de desahogo.

Quiero abrazos

Cada bebé necesita mucho amor, afecto, seguridad y contacto físico para ser feliz.

Entonces, tal vez tu bebé solo quiere que lo abraces. Tómalo en tus brazos  y cántale algo con una voz profunda y tranquilizadora.

Algunos padres piensan que “malcrían” a su bebé si lo abrazan demasiado o con demasiada frecuencia, pero eso no tiene sentido. Mas bien afirmar a tu bebe hace que crezca saludable y poner límites hace que crezca con respeto y rectitud. Mantener a tu bebé cerca de tu cuerpo puede calmar los latidos de su corazón.

Estoy cansado y necesito un descanso

Los bebés pueden quedarse dormidos en cualquier momento y lugar; esto en general es cierto. Pero si tu hijo tuvo un día ajetreado, con muchos visitantes, mucho entusiasmo y nuevas impresiones, su energía puede que este al maximo y es difícil de apagar. Y a los bebés sensibles generalmente les cuesta conciliar el sueño en medio de la conmoción.

Lleva a tu bebé a un lugar tranquilo. Asegúrate de que solo haya unos pocos ruidos, que sea lo más oscuro y agradable posible. Si tu bebé está sobreestimulado, llorará por un tiempo y luego probablemente se dormirá. Quédate con él para darle seguridad.

¡Hace demasiado calor o demasiado frío!

Algunos bebés no les gusta que los bañen . No están acostumbrados a sentir el aire frio sobre su piel húmeda. Si ese es el caso de tu bebé, pronto aprenderás cómo cambiarles la ropa y secarlos en tiempo record para evitar su queja.

Pero también asegúrate de no abrigar demasiado a tu bebé para que no se acalore. Una regla de oro es que tu bebé siempre necesita una capa mas de ropa de la que un adulto usaría para sentirse cómodo.

¡Necesito un pañal nuevo!

Los bebés protestan muy rápido cuando su ropa está demasiado apretada o cuando le pellizca el pañal . Algunos bebés también parecen sentirse cómodos y calientes con los pañales llenos, mientras que otros insisten en tener cambio de pañal inmediatamente. Este último también es especialmente recomendado si su bebé tiene piel sensible .

Una mirada en el pañal del bebé lo puede solucionar, verificar que esté seco, también puedes verificar si la cubierta del pañal es demasiado apretada, si su colita está roja o si otra prenda es incómoda. La pomada de zinc ayuda con las nalguitas doloridas.

Necesito algo para hacer que me sienta mejor

Si ha alimentado a su bebé y que no expresa nada, pero aún más llanto allí, entonces te estás preguntando si está enfermo o con dolor. Preste atención a la forma en que su hijo llora. Si no se siente bien, probablemente va a llorar en un tono diferente al habitual. Tal vez más débil, tal vez más urgente, tal vez en un tono más alto. Incluso si tu bebé está inusualmente callado, podría ser una señal de que tiene dolor o está enfermo.

Nadie conoce a tu bebé tan bien como tú. Si crees que algo anda mal, ve con él al pediatra. Él o ella siempre debe tomar tus preocupaciones en serio.

Mi bebé sigue llorando, ¿qué puedo hacer?

Cuanto mejor conozcas a tu bebé, mejor sabras qué técnicas pueden calmarlo. Si no es suficiente abrazar a tu bebé y acurrucarse con él, aquí hay algunas ideas más:

Musica:

Puedes probar con música tranquila o cantar una canción de cuna . O busca en la web videos titulados “Sea Noise” o “Womb Sound” los cuales son una maravilla.

Un Masajito:

Hazle un masaje con un poco de aceite o crema sobre la espalda, los pies y el estómago de tu bebé. Masajea a tu bebé suavemente. Los masajes también pueden ayudar con los cólicos .

Pruebe una postura de alimentación diferente:

Cuando tu bebé es propenso a los gases , intenta alimentarlo en posición vertical. Después de alimentarlo, colóquelo en su hombro para que pueda eructar.

Dale algo para mamar

En algunos recién nacidos el reflejo de succión es muy fuerte y si les ofreces algo que puedan chupar seguro que puede calmarlos, ellos se sienten cómodos, esta suave succión puede estabilizar los latidos del corazón de tu bebé, relajar sus abdominales y relajarse. Además, la lactancia materna puede ayudarlo.

Un baño tibio a veces funciona de maravilla
Un baño tibio puede calmar a tu bebé y ayudarlo a sentirse mejor. Primero prueba con el codo que el agua no esté demasiado caliente.  Puedes combinar el baño con masajes.
Artículo Original de MedicosTV | Revisado y Editado por el equipo editorial de MedicosTV

Fuentes:
Fotos por Pixabay
© 2018 MEDICOSTV, LLC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

Publicidad
  
Etiquetas
Muestra más

Victoria Camargo

Periodista y colaboradora de MedicosTV.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker