fbpx
Pediatría

5 secretos para hacer de tu bebé un GENIO

Publicidad
 

Al permitirnos mostrarle algunos anuncios, usted apoya nuestro sitio. ¡Gracias!

No se necesita ser un genio para ayudar a los niños a alcanzar su máximo potencial intelectual, solo unos padres amorosos e involucrados. Aquí hay algunas formas divertidas y sencillas para alentar a sus pequeños sabelotodos.

Enlace con su bebé

Publicidad

Al permitirnos mostrarle algunos anuncios, usted apoya nuestro sitio. ¡Gracias!

El cerebro está conectado para buscar seguridad, y si el cerebro no se siente seguro, no puede aprender, de acuerdo con Tracy Cutchlow, editora del libro Brain Rules for Baby. Es por eso que es tan importante establecer la sensación de seguridad de su bebé.

El contacto piel con piel ayuda a desarrollar esa sensación de seguridad, al igual que el masaje de bebés, hablar cara a cara y vestirlo le permite sentirse seguro.

Crear esa sensación de seguridad puede ser difícil cuando eres un primerizo que lucha contra la privación del sueño, el aislamiento social y las nuevas funciones potencialmente desiguales. Pero una relación sólida con su pareja es una de las mejores maneras de hacer que su bebé se sienta seguro.

 

 

Cuéntale sobre tu día

Los expertos recomiendan hablar mucho con su bebé.

“El cerebro es un órgano que busca patrones”, dice Jill Stamm, experta en desarrollo cerebral temprano y autora del libro Bright From the Start. “Mientras más escucha los patrones del lenguaje, más fácil se vuelve el aprendizaje del idioma”.

Tracy Cutchlow, editora de Brain Rules for Baby, sugiere que le hables sobre tu día. “Los pensamientos pasan por nuestra cabeza todo el día”, dice Cutchlow. “Y aunque normalmente no compartiríamos cada pensamiento en voz alta, vocalizar este flujo constante de información en realidad aumenta la capacidad intelectual de tu bebé”.

A la edad de 3 años, los niños a los que se les habla con más frecuencia tienen un cociente intelectual 1,5 veces mayor que los niños que no lo son. Para cuando están en la escuela primaria, tienen habilidades de lectura, deletreo y escritura mucho más fuertes, dice Cutchlow.

¿Cómo plantas la semilla para un desarrollo del lenguaje tan fuerte? Hay tres claves:

  • La cantidad de palabras
  • La variedad y complejidad de las palabras
  • La forma en que las pronuncias

 

Al hablar sobre tu día, naturalmente utilizarás todo tipo de palabras. Y al usar descripciones como “carro rojo” y “café extremadamente fuerte”, le dará más sabor al vocabulario que escuchara tu bebé.

El tono de tu voz también es importante. Hablale con tu voz amistosa, ellos la reconocen y es muy amigable para los bebés, con vocales exageradas de tono más alto (Algo como: “¡Hola, aaaa!”), ¿Sabes que ese tipo de voz lo hacemos de forma intuitiva? Los investigadores lo llaman “parentese” y es una manera excelente de ayudar al cerebro de un bebé a aprender el lenguaje porque cada vocal suena más distinta. El tono ayuda a los bebés a separar los sonidos en categorías y el tono alto es más fácil de imitar.

Stamm advierte que los padres tienden a hablar menos si su bebé aún no ha comenzado a balbucear. Pero no dejes que el silencio de tu pequeño te detenga: sé locuaz por el bien de tu bebé.

“Sabemos a ciencia cierta que esto facilita el aprendizaje de idiomas”.

 

Tiempo cara a cara

¿Tienes ganas de hacer ojos saltones a tu bebé durante horas y horas? Pues dale: estás impulsando el desarrollo cerebral de su bebé.

La investigación muestra que los bebés comienzan a reconocer las expresiones faciales de sus padres a los 3 o 4 meses de edad, y no se detienen allí. Alrededor de los 5 meses, los bebés pueden comprender las emociones en la cara de una persona desconocida, y entre los 7 y 9 meses también pueden leer rostros de perros y monos.

La emoción es una de las primeras formas en que los bebés se comunican con nosotros, dice Ross Flom, profesor asociado de psicología y neurociencia en la Universidad Brigham Young en Provo, Utah.

Poder leer las expresiones faciales es la piedra angular de las fuertes habilidades de comunicación no verbal, preparando a su bebé para un mejor trabajo en equipo, menos peleas y relaciones más sólidas a largo plazo como adulto.

Aunque realmente no se puede tener mucho tiempo contemplando al bebe, vigile a su bebé en busca de signos de sobreestimulación, dice Tracy Cutchlow, editora del libro Brain Rules for Baby.

“El cerebro necesita descansos”, dice ella. Busque señales, como que su bebé mire hacia otro lado. “Si se están desconectando, no intentes forzarlo”. En cambio, déle unos minutos a su bebé para que procese lo que ha aprendido.

 

Disminuye los tiempos de los cubos

Los niños pasan demasiado tiempo en “cubos”, dice la autora de Bright From the Start, Jill Stamm. Y en cubos, quiere decir cochecitos, sillas de comida, asientos de coche y cosas por el estilo, cualquier cosa que restrinja el movimiento de su bebé.

Muchos bebés pasan horas en sus asientos de automóvil todos los días, incluso cuando no están en el automóvil.

Obviamente, la seguridad es lo primero: Stamm está hablando de limitar el tiempo en los asientos del automóvil y otros cubos fuera del automóvil. ¿Por qué? Porque los bebés necesitan poder responder libremente a los estímulos que los rodean.

Para hacer eso, necesitan poder moverse libremente y mirar hacia adelante, hacia un lado y detrás de ellos. Deben seguir las señales de sus ojos y oídos, y seguir las señales que les alertan.

Esta es la primera fase de desarrollo del sistema de atención de su hijo, que “se forma muy temprano”, dice Stamm. Establece el escenario para una habilidad más fuerte que luego se concentrará y enfocará.

Apunte con el dedo

La investigación muestra que los niños aprenden el lenguaje más rápido si señala un objeto mientras pronuncia la palabra. Al principio, su bebé lo mirará cuando señale.

A medida que crezca un poco, también puede mirar tu dedo índice. Alrededor de los 9 meses, la mayoría de los bebés comienzan a seguir el dedo índice y observan lo que señala, dice el profesor de psicología de BYU, Ross Flom.

Alrededor de los 9 o 10 meses, los bebés comenzarán a traer objetos para mostrárselos. Tener esta interacción compartida se llama “atención conjunta”. Significa que su hijo está desarrollando la capacidad de relacionarse con usted sobre algo (y alguien) fuera de los dos.

¿Qué pueden hacer los padres para desarrollar esta habilidad? Continúe señalando cosas y hable de ellas. Es posible que tu bebé no comprenda las palabras que dices, pero tu comunicación con él gradualmente se volverá más compleja. Por ejemplo, puedes dirigirte al zoológico, donde puedes prestar atención a un animal como un oso polar. “Señale, hable, describa”, dice Flom, para promover el desarrollo social, cognitivo y del lenguaje.

 

Con estos secretos tu bebe y su potencial se desarrollará al máximo.

Cuéntanos ¿Cual de todos te pareció el mas interesante?

 

 

Artículo Original de MedicosTV | Revisado y Editado por el equipo editorial de MedicosTV

Fuentes:
Fotos por Pixabay
© 2018 MEDICOSTV, LLC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

Publicidad
  
Etiquetas
Muestra más

Yohan Pimentel

Periodista, redactor y columnista. Especializado en temas de la política contemporánea, deportes y salud. De pensamiento divergente, incisivo, crítico y poco convencional. Melómano y amante de la poesía. Yohan es un colaborador de MedicosTV.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close

Adblock detectado

Por favor considere apoyarnos deshabilitando su bloqueador de anuncios.