fbpx
Medicina GeneralNutriciónPediatría

Alimentos no aptos para bebés y niños pequeños

El tema de la alimentación del bebé en el periodo de la llamada “alimentación complementaria”, entre 6 y 11 meses de edad, resulta de singular utilidad. El saber qué alimentos no conviene darle a tu bebé en ese ínterin es algo que lleva tranquilidad a los padres y buena salud para el bebé. En este articulo, vamos a discutir los alimentos no aptos para bebés y niños pequeños.

El asunto ha sido seriamente estudiado y cada una de las recomendaciones y amplias explicaciones contenidas en los resultados de apropiadas investigaciones, han sido evaluadas por pediatras, organizaciones y centros médicos en varios continentes. Se trata de conclusiones que resisten cualquier género de duda.

La leche materna es suficiente para cubrir sus necesidades alimentarias.

Y la ingesta de determinados alimentos cuando el sistema digestivo del bebé está en proceso de maduración, puede provocar daños en su desarrollo y crecimiento.

Se ha comprobado que los bebés entre 6 y 11 meses superan las recomendaciones de ingesta de sal en un 33%. Y eso no es bueno para sus riñones. A partir del año se puede incluir pero en pequeñas cantidades y mejor, si “yodada”, igual no deben usarse los llamados cubitos de caldo y salsas y todo ello es un consejo que de hecho beneficia a toda la familia.

Con el azúcar es terminante; su bebé no necesita azúcar.

De esa manera terminante y contundente se expresa BHS Choices, hay que evitar alimentos azucarados y sobre todo las bebidas azucaradas. Estos productos son alimentos no aptos para bebés. Eso ayudará a prevenir las caries dentales. La Organización Mundial de la Salud señala que estas enfermedades suponen un coste superior al del tratamiento de enfermedades tan caras como las patologías cardiovasculares, el cáncer y la osteoporosis. Un apropiado sustituto pueden ser plátanos triturados, o la leche artificial  que se ofrece a los bebés que no toman leche materna.

En un dictamen  publicado en 2010 la Autoridad Europea Alimentaria en el contenido de la miel es muy similar al encontrado en el azúcar blanco y, categóricamente la miel es azúcar y provoca los mismos daños y, hay que evitarla y evitar las caries dentales. Pero es que, además, puede contener bacterias capaces de producir toxinas en los intestinos de un bebé.

Existe el peligro de los frutos secos, si están enteros, porque pueden causar ahogamiento de bebés y niños pequeños. Los alimentos desnatados o bajos en grasa son necesarios. El bebé debe crecer pero no adelgazar. La grasa es una fuente importante de calorías y sumamente importantes en esa edad primera.

Algunos peces como el tiburón, pez espada o el marlín que resultan ser peces paliformes, relativamente cercanos al pez espada, están prohibidos porque su contenido de mercurio puede afectar el crecimiento del sistema nervioso del bebé.

De igual manera se aconseja no consumir de manera habitual cretáceos tipo cangrejo o la cabeza de cualquier crustáceo, como gambas, langostinos o cigalas cuyo contenido de cadmio son altos y, el cadmio es otro metal pesado que tiende a acumularse en el organismo sobre todo en el hígado y el riñón, causa de disfunción renal y desmineralización de los huesos y otros desórdenes.

Totalmente desaconsejados los alimentos de origen animal crudos o poco hechos. Las espinacas, acelgas y borrajas en función de la dosis debe vigilarse en la dieta del bebé por los nitratos que se encuentran de manera natural en los vegetales, sobre todo en las hortalizas de hoja verde como la espinaca lo que, puede producir falta de oxígeno  en la sangre y conducir a la cianosis.

Las algas y bebidas de arroz otros dos elementos de riesgo. La primera contiene altas cantidades de yodo. Y con respecto a la segunda hay que saber que el arroz tiene elevados niveles de arsénico. Se puede hallar arsénico en muchos alimentos y bebidas pero en el arroz los niveles de este metaloide pueden ser preocupantes en lactantes y niños pequeños.

Finalmente es importante observar lo que corresponde a los llamados alimentos superfluos como patatas chips, pasteles, bollería. Y en muchos países se suele pensar que la llamada galleta María es un alimento aconsejable, pero no es así. Una gran verdad es que los niños entre más sal consumen, más bebidas y comidas azucaradas van a desear.

Artículo de MedicosTV | Revisado y Editado por Fernando Larez

Fuentes:
www.guiainfantil.com
www.consumer.es
© 2017 MedicosTV, LLC. Todos los derechos reservados.
Publicidad
  
Etiquetas
Muestra más

Ana Larez

Ana Larez es una profesional de comunicacion con más de 15 años de experiencia en radio y television. Actualmente Ana es una colaboradora, escritora, y co-productora de contenido para MedicosTV.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker