fbpx
Medicina General

¿Qué es la cirrosis hepática?

Publicidad
 

Al permitirnos mostrarle algunos anuncios, usted apoya nuestro sitio. ¡Gracias!

La cirrosis hepática: Mas común de lo que se cree

El hígado es uno de los órganos más importantes del cuerpo humano. Él es el encargado de realizar múltiples funciones que son vitales para el cuerpo. Por ejemplo, él procesa todo lo que comemos y bebemos para transformarlo en energía y nutrientes. El hígado también remueve las sustancias tóxicas de la sangre. Así que cuando este órgano sufre lesiones la salud general se ve fuertemente afectada.

Dado que el hígado es un órgano muy complejo, también es bastante susceptible a las lesiones. Sin embargo, es a la vez uno de los órganos con más capacidad para regenerarse. De hecho, la mayoría de las enfermedades serias que lo afectan se desarrollan en procesos de larga duración. Y precisamente una de estas enfermedades es la cirrosis hepática.

Publicidad

Al permitirnos mostrarle algunos anuncios, usted apoya nuestro sitio. ¡Gracias!

CONOCE MÁS SOBRE: ENFERMEDAD RENAL

¿Qué es la cirrosis hepática?

Cuando algo ataca y daña el hígado, las células hepáticas mueren y se van formando “cicatrices” que cambian la estructura del tejido. Este proceso de cicatrización se conoce como fibrosis y se forma lentamente durante varios años. Cuando la fibrosis ha invadido la totalidad del hígado, éste se encoge y endurece. Esto es lo que se conoce como cirrosis y generalmente es una condición irreversible.

Lo que ocasiona la cirrosis

La cirrosis es causada por enfermedades hepáticas crónicas que dañan el tejido del hígado. Toma varios años para que el hígado dañado desarrolle la cirrosis. Algunas de las principales causas para el desarrollo de la condición son las siguientes.

Alcoholismo crónico

El alcoholismo crónico es la causa principal de la cirrosis. El beber alcohol continuamente inflama el hígado y a la larga conduce a la cirrosis. Todas las personas que son bebedores frecuentes están en riesgo de desarrollar cirrosis con el tiempo. No existe una cantidad mínima de alcohol establecida como riesgosa para el desarrollo de la enfermedad, ya que ésta varía de acuerdo a la persona.

Hepatitis Viral Crónica

La hepatitis viral también produce inflamación del hígado, la cual con el tiempo puede conducir a la cirrosis. De hecho, la hepatitis crónica tipo C es la segunda causa de cirrosis en los Estados Unidos. Otros tipos de hepatitis como la B y la D también pueden producir cirrosis.

Esteatohepatitis no alcohólica o enfermedad del hígado graso.

La acumulación de grasa en el hígado que no es causada por la ingesta de alcohol se conoce como hígado graso. Esta acumulación de grasa hace que el hígado se inflame y puede conducir al desarrollo de cirrosis. Las personas con hígado graso frecuentemente padecen otras enfermedades como diabetes, obesidad, colesterol alto y enfermedades cardíacas.

Además de estas causas, la cirrosis también puede ser producida por la enfermedad del ducto biliar que ocasiona el bloqueo de los ductos biliares y produce la inflamación del hígado. Ciertas enfermedades genéticas como la enfermedad de Wilson y la hepatitis autoinmune también son causas conocidas de la cirrosis hepática.

Síntomas

Usualmente, los síntomas de la enfermedad aparecen cuando el daño en el hígado ya es generalizado. Algunos de ellos pueden ser: pérdida del apetito, cansancio, náuseas, pérdida de peso, prurito severo e ictericia (coloración amarillenta de la piel y el blanco de los ojos).

¿Cuál es el tratamiento?

Las opciones de tratamiento para la cirrosis dependen de la causa y del nivel de daño en el hígado. Dependiendo de la causa de la enfermedad, se puede tratar con medicamentos o con cambios en el estilo de vida. Es importante saber que el daño producido por la cirrosis es irreversible. Por lo tanto el objetivo del tratamiento es prevenir daños adicionales y reducir las complicaciones.

Sin embargo, cuando la cirrosis no puede ser tratada, el hígado no puede funcionar adecuadamente y por lo tanto la única opción es la realización de un trasplante.

La cirrosis hepática es una enfermedad que puede ser evitada. Nuevamente, la adopción de hábitos de vida saludables como una buena alimentación, la realización de ejercicio físico y la abstención del consumo de alcohol y tabaco es la mejor estrategia.

 

Artículo Original de MedicosTV |  Revisado y Editado por el equipo editorial de MedicosTV

Fuentes:
American Liver Foundation. Cirrhosis. Folleto en línea disponible en: http://www.liverfoundation.org/downloads/alf_download_133.pdf
University of Michigan. Health System. Liver Cirrhosis. Libro en línea. Disponible en: http://www.med.umich.edu/hepatology/images/Cirrhosis%20Patient%20Toolkit.v2.pdf
© 2017 MEDICOSTV, LLC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.


Publicidad
  
Etiquetas
Muestra más

Luz Mejia

Luz Marina Mejía es una profesional titulada en Administración de Empresas. Trabajó durante más de 10 años para empresas del sector de alimentos y productos naturales. Participa activamente en programas para promover principios de vida saludable y bienestar general, además escribe artículos en temas relacionados con el cuidado de la salud. Luz Marina Mejía es una colaboradora de MedicosTV.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close

Adblock detectado

Por favor considere apoyarnos deshabilitando su bloqueador de anuncios.