fbpx
Medicina General

La alopecia o pérdida de cabello y vello: tipos, causas y síntomas

Publicidad
 

Al permitirnos mostrarle algunos anuncios, usted apoya nuestro sitio. ¡Gracias!

Todos perdemos diariamente una cantidad de cabello, en el caso de la alopecia la caída es significativa, pueden desprenderse 120 o más hebras de cabello en un día.

Alopecia

La alopecia es una afección que ataca el cuero cabelludo y la densidad del cabello o vello, esta condición provoca la caída excesiva del cabello y la disminución de los vellos o la desaparición de estos. La alopecia puede ocurrir de forma localizada o generalizada, además, temporal o definitiva. Este estado debilita los folículos pilosos, que es la piel donde se desarrolla el crecimiento de las hebras.

La caída normal del cabello y la alopecia puede afectar tanto a hombres como a mujeres. Entre 50 y 100 es el rango normal de hebras de cabello que pierde una persona diariamente, cuando la caída es superior a los 100 cabellos, se considera que es un principio de alopecia o que ya lo padece.

Publicidad

Al permitirnos mostrarle algunos anuncios, usted apoya nuestro sitio. ¡Gracias!

La alopecia no solo ataca el cabello de la cabeza, sino también las cejas, pestañas, axilas, piernas, la barba en el caso de los hombres y hasta la zona genital. Este trastorno provoca consecuencias físicas, psicológicas y emocionales. Generalmente, el impacto es mayor en las mujeres puesto que socialmente no es muy bien visto, por tanto, altera el bienestar y la calidad de vida de ellas.

¿Qué origina la alopecia?

La alopecia es multicausal, es decir, existen diferentes causas que pueden originarla, por ello es fundamental determinarla para poder diagnosticar e indicar tratamientos o procedimientos.

Antecedentes familiares: Está asociado al factor hereditario de calvicie de patrón masculino o femenino. En este caso, la caída puede ser paulatina o por modelos previsible. Comúnmente, la afección comienza por la disminución de cabello y con las llamadas entradas en los laterales frontales de la cabeza, que puede ser en hombres o mujeres.

Factores hormonales: Entre los factores hormonales encontramos la menopausia en las mujeres y la andropausia en los hombres, durante este periodo el cabello suele debilitarse y caerse con mayor frecuencia. Por otro lado tenemos factores como el embarazo y el parto; ocurren cambios hormonales que pueden afectar el cuero cabelludo. Asimismo, hay desequilibrios hormonales que ocasionan la pérdida temporal del cabello o vello.

Enfermedades: Existen distintas enfermedades o afecciones provocadoras de esta condición. Las personas con problemas de tiroides sufren inestabilidades hormonales que afectan el crecimiento del cabello. También hay infecciones, como por ejemplo la tiña, que invaden el cuero cabelludo y provocan manchas escamosas y caída del cabello. Otras enfermedades que causan la alopecia son el sarcoidosis, la diabetes, el liquen plano y algunos tipos de lupus.

Medicamentos y tratamientos: La alopecia también puede deberse a medicamentos como los anticoagulantes, anticonceptivos, antidepresivos y otros aplicados para problemas del corazón, la artritis y presión arterial, sin embargo, no todos los medicamentos de estos tipos son causantes.

Por otro lado encontramos que ciertos procedimientos para tratar o eliminar enfermedades, originan la caída del cabello, como la radioterapia y la quimioterapia.

Envejecimiento: El periodo de envejecimiento llega con ciertos cambios y alteraciones, entre estos la caída del cabello.

Causas transitorias: Hay circunstancias que originan la pérdida del cabello, no obstante, estos pueden ser estacionales; como el estrés, la depresión, pérdida de un familiar o consumo de algún medicamento.

Tipos de alopecia

Alopecia Androgenética: Este tipo de alopecia implica las hormonas denominadas andrógenos, mismas que son fundamentales para el desarrollo sexual masculino normal y otras funciones en ambos sexos, como el deseo sexual y la regulación del crecimiento del cabello, lo que está vinculado con un incremento en la actividad de andrógenos en el cuerpo.

Esta forma también puede incluir condiciones endocrinas, como la hipófisis, tumor secretor de andrógenos en los ovarios o la sobreproducción de estos. La forma androgenética es la más común, puede iniciar a partir de cualquier edad, pero se pronuncia más durante la menopausia o andropausia, no obstante, el riesgo incrementa en la edad avanzada y en personas con antecedentes familiares.

Alopecia Areata: Esta ocurre porque el sistema inmune ataca equivocadamente a los folículos pilosos. Esta forma es más común en personas menores de 20 años, aunque también puede atacar a niños y adultos. La alteración en hombres y mujeres suele ser igual; ocasiona zonas despobladas de cabello o vello que resultan en forma circular.

En este caso el cabello puede volver a crecer en algunos meses, aunque puede tener características distintas al que se cayó, como ser más fino y blanco. Un 10% de las personas que padecen de la forma areata no les vuelve a crecer. La alopecia areata no se cura, pero si puede ser tratada.

Alopecia Difusa: En esta forma el proceso empieza con la perdida de densidad del cabello o vello, mismo que se transforma en lacio y seco y va cayéndose. La alopecia difusa es progresiva y generalizada, pero no llega a ocasionar pérdida total. Afecta tanto a hombres como a mujeres y puede producirse por factores endocrinos, medicamentos o por la alimentación.

Alopecia Universal: Esta es una afección autoinmune donde el organismo engendra anticuerpos que atacan alguna parte del folículo capilar. Esta causa la pérdida total del cabello y el vello en todo el cuerpo. La universal es una variante de la areata.

Alopecia Cicatrizal: Esta unifica enfermedades y trastornos vinculados con el cabello, como la foliculitis, que es la inflamación de los folículos. Además, comprende afecciones que no se relacionan directamente con el cabello. La alopecia cicatrizal es provocada por la malformación o daño de los folículos pilosos, estos son sustituidos por un tejido cicatrizal permanente en donde ya no nace cabello.

Alopecia Fibrosante: La alopecia fibrosante es la caída paulatina del cabello en la zona frontal de la cabeza. Cuando el cabello vuelve a crecer lo hace cada vez más alejado de la frente. Este tipo de alopecia también comprende la caída del vello corporal y las cejas.

Síntomas

Los signos o síntomas van desde los físicos a los emocionales, mismos que se manifiestan de acuerdo al tipo de alopecia que se padezca. Estos comprenden:

Físicos

  • Pérdida progresiva del cabello en la parte superior de la cabeza
  • Calvas irregulares o circulares
  • Debilitamiento inesperado del cabello y vello
  • Caída del cabello en todo el cuerpo
  • Regiones de descamación que se amplían a todo el cuero cabelludo

Emocionales

  • Pérdida de identidad
  • Tristeza
  • Fracasos laborales, conyugales y académicos
  • Estrés
  • Depresión

Prevención

La prevención comprende todos los cuidados que se tengan para con el cabello y la alimentación, puesto que esta también influye en el cabello, vello y piel; estos incluyen:

  • Plan alimenticio balanceado y nutritivo
  • Consumir vitaminas y minerales que beneficien el cabello
  • No aplicar tratamientos violentos al cabello o piel
  • Evitar peinados excesivamente ajustados
  • No retuerzas, tires ni frotes el cabello
  • Lava el cabello con productos adecuados; sécalo y péinalo con suavidad

 

Publicidad
  
Etiquetas
Muestra más

Nathalie Carballo

Nathalie Carballo es una profesional de la Comunicación Social, periodista y redactora. Enfocada en salud y bienestar, además de temas sociales. Defensora de las causas justas y de la defensa de los derechos de la infancia y comunidades vulnerables. Amante de la vida y de las cosas simples. Creyente en Dios, el amor y el respeto. Barbara es una colaboradora de MedicosTV.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close

Adblock detectado

Por favor considere apoyarnos deshabilitando su bloqueador de anuncios.