fbpx
Medicina General

Diez cosas que necesitas saber sobre las enfermedades producidas por hongos

Las enfermedades producidas por hongos o enfermedades fúngicas en la mayoría de los casos no pasan de ser padecimientos leves que resultan bastante molestos. Sin embargo, en ciertos casos pueden convertirse en padecimientos amenazantes de la vida.

Por lo tanto, es necesario conocer todo lo que podamos sobre ellas, a fin de saber cómo evitarlas o enfrentarlas. A continuación te mostramos diez cosas que debes saber sobre las enfermedades fúngicas y la forma de combatirlas.

Los hongos son organismos oportunistas.

Un organismo oportunista es aquel que puede aprovechar cierta condición o situación para infectar a otro. En el caso de los hongos que atacan a los seres humanos, ellos invaden el organismo cuando el sistema inmunológico está débil, cuando existen heridas que no son atendidas adecuadamente o cuando no se practican medidas higiénicas adecuadas.

Las infecciones fúngicas pueden variar de leves a potencialmente amenazantes de la vida.

Algunas infecciones por hongos pueden producir simplemente salpullidos en la piel, pero otras pueden causar la muerte como la neumonía fúngica. Debido a esto, es importante tratarlas tan pronto como se presenten y de esta forma evitar infecciones más severas.

El tratamiento de las enfermedades fúngicas generalmente es largo.

Este tipo de enfermedades pueden requerir como mínimo períodos de 3 a 4 semanas de tratamiento para su erradicación. En casos más severos puede tomar algunos meses. Es muy importante no interrumpir el tratamiento antes de tiempo porque se corre el riesgo de que el hongo se haga resistente a la medicación.

Los hongos pueden habitar prácticamente en cualquier superficie.

Los hongos se pueden encontrar en el suelo, las plantas, los animales y las personas. También pueden estar en el aire en forma de esporas. Pueden permanecer en esta condición durante meses hasta encontrar un ambiente propicio para desarrollarse.

El calor y la humedad son los elementos preferidos de los hongos.

Los hongos necesitan un ambiente húmedo y cálido para reproducirse. Es por esta razón que cuando afectan a los seres humanos proliferan en zonas del cuerpo con estas características (los pies, la boca, los genitales).

Los síntomas de las infecciones fúngicas son variados.

Las infecciones fúngicas tendrán síntomas diferentes dependiendo del hongo que las produce y de la zona afectada. La picazón, el enrojecimiento, las manchas y la descamación son los síntomas más comunes en las infecciones leves. En los casos más severos como la neumonía fúngica se presenta fiebre constante, tos, molestia en el pecho, dificultad para respirar, entre otros.

Las personas con enfermedades que afectan el sistema inmunológico están en mayor riesgo de contraer este tipo de infecciones.

Dado el carácter oportunista de los hongos, las personas con enfermedades como el SIDA, la diabetes o el cáncer o que están tomando antibióticos son más propensas a desarrollar estas infecciones.

El diagnóstico de las infecciones por hongos debe ser realizado por un especialista.

Siendo que algunos de los síntomas producidos por las enfermedades fúngicas son similares a los de otras enfermedades, ésta pueden ser tratadas en forma indebida pensando que se trata de otra enfermedad. Por esto es necesario acudir a un especialista, quien puede determinar con precisión si los síntomas corresponden a una infección por hongos o no y determinar el tipo de hongo que la produce. Esto es importante, porque algunos tipos de hongos requieren medicamentos específicos.

Las enfermedades fúngicas no se transmiten por el contacto directo.

Muchas personas piensan que las enfermedades fúngicas pueden transmitirse por el contacto directo con una persona enferma. Sin embargo, esto no es totalmente cierto. En realidad es posible que los hongos de esa persona pasan a nuestro cuerpo o incluso ya los tengamos, pero no necesariamente que desarrollemos la enfermedad. Hay que recordar que los hongos son oportunistas y si existen las condiciones adecuadas ellos se multiplicarán. En la mayoría de nosotros, nuestras defensas naturales evitarán que esto suceda.

Las enfermedades producidas por hongos pueden también afectar a los niños.

Las enfermedades producidas por hongos son más comunes en los niños de lo que se cree. Especialmente los bebés son propensos a padecer ciertas enfermedades por hongos como la candidiasis oral y la dermatitis por el pañal. Los niños más grandecitos pueden padecer enfermedades como la tiña (que afecta el cuero cabelludo) y el pie de atleta. Como se ha repetido antes, ciertas condiciones de higiene contribuyen al desarrollo de ellas.

[td_smart_list_end]

Es importante saber que al igual que la mayoría de las enfermedades, las enfermedades peoducidas por hongos pueden prevenirse. Como habrás notado, los buenos hábitos de higiene y salud son fundamentales para su prevención.

Artículo Original de MedicosTV |  Revisado y Editado por el equipo editorial de MedicosTV

Fuentes:
Foto por Freepik
Zugeer, A (s/f). Fungal Disease. Documento en Línea.
Microbiology Society. Human Fungal Diseases. Documento en Línea. Disponible en: https://www.microbiologysociety.org/uploads/assets/uploaded/fe85786a-df67-48de-a60982800c1a0829.pdf
© 2017 MEDICOSTV, LLC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
Publicidad
  
Muestra más

Luz Mejia

Luz Marina Mejía es una profesional titulada en Administración de Empresas. Trabajó durante más de 10 años para empresas del sector de alimentos y productos naturales. Participa activamente en programas para promover principios de vida saludable y bienestar general, además escribe artículos en temas relacionados con el cuidado de la salud. Luz Marina Mejía es una colaboradora de MedicosTV.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker