fbpx
Medicina GeneralSalud Bucal

¿Cómo dejar de fumar?

El tabaquismo es una de las mayores amenazas para la salud pública que ha tenido que enfrentar el mundo.

La pregunta es, ¿Como dejar de fumar?

Cada año mata a un poco menos de seis millones de personas, de los cuales cinco millones son consumidores y ochocientos mil son no fumadores expuestos al humo de tabaco ajeno.

Estas cifras escalofriantes son suficientes para que los que  aún sean fumadores y en general quienes no lo son, atienda con seriedad el problema y busquen ayuda médica y auxilio de la familia y de su entorno. Pero es parte de una lucha que se libra en todos los aspectos de tan grave problema.

Existen una serie de métodos para dejar de fumar que resultan ser imprescindibles para entender cómo dejar el cigarrillo, alejarse del tabaquismo y su adicción. O lo que es lo mismo, fijar una fecha para fumar el último cigarrillo.

Entonces al encaminarse hacia el objetivo propuesto hay que continuar por cambios en la rutina y engañar esas ganas de fumar que están bien arraigadas en la mente y costumbre. Es como una obligación que no acepta ningún género de excusas para dejar de fumar definitivamente.

Existen muchas personas que han dejado de fumar de golpe o hacen reducciones que a la larga no funcionan, pues hasta métodos hay que funcionan bien y otros no. Sino que cambiar la rutina es vital, regresando las actividades que gustan y que se tenían en el olvido, esas cosas que pueden ayudar a alejar las ganas de fumar. Una autoayuda bastante útil.

Se ha comprobado que cualquier día, es un buen día para dejar de fumar y que no es solo por la salud, también por la familia y el bolsillo. Lo consciente es no decaer en el propósito de abandonar el fumar y creer de paso que no pasa nada por fumar un cigarrillo nada más. Ahí reside en el fracaso y algo más, el desconcierto mental y el reproche social.

Hay que ser positivo y tener en cuenta seriamente las ventajas de dejar el cigarrillo y no solo la física, la salud que se quiere preservar, sino el apoyo de la familia, de los compañeros de trabajo, todo lo cual resulta fundamental para lograr los propósitos de combatir la adicción.

Además porque ello permite recurrir a las viejas prácticas deportivas. No se trata de grandes esfuerzos, fatigosas caminatas o maratónicas competencias, no; cualquier accionar es un paso para dejar de fumar. Bastaría por la simpleza de no usar el carro si se puede ir caminando, o las escaleras en lugar del ascensor.

Estar activo  es también una forma de asegurarse de que se mantiene el peso y la energía. Cada nuevo paso en ese afán las nuevas metas de vida, es aliento para no desmayar y derrotar la dependencia de la nicotina que funciona como una droga que provoca adicción.

Se puede acudir a sustitutos de la nicotina como chicles, parches, inhaladores o nebulizadores nasales. Todo es válido para no darse por vencido. Estimúlate con el dinero que ahorras por no comprar cigarrillos, cuantifica y compra cosas útiles, con un libro, un DVD o alguna pieza de ropa. Cualquier esfuerzo y distracción ayuda pues en verdad la dependencia sembrada resulta grave y fuerte.

Al dejar de hacerlo, en esos primeros días de angustia procura visitar lugares donde esté prohibido el fumar: bibliotecas, centros comerciales, museos, teatros, restaurantes que no tengan barras e iglesias en donde por lo general no se fuma. Míralos a todos y aumenta tu confianza, ya no estás solo en el propósito de resguardar tu vida.

Abandona el alcohol y ese café y cualquier otra bebida que asocies al fumar. Aumenta el consumo de frutas y jugos. Si extrañas tener algo en la boca intenta con palillos de dientes, palitos de canela. Son nuevas las rutinas y necesarios los cambios de vida.

Si tiene momentos de debilidad, no se deje llevar por el pánico. Recuerde que esa urgencia de fumar es pasajera, pero el compromiso consigo mismo de no hacerlo, es permanente. Busque a esos amigos ex fumadores o que no fuman y esa será una valiosa fuente de apoyo para sus logros.

Espeluznante estadística.  De los mil millones de fumadores que hay en el mundo. Aproximadamente doscientos millones son mujeres y cada año mueren un millón y medio de ellas por fumar. Entonces parece suficiente para que usted se aliste en un plan para dejar de fumar y colocar una valla a los efectos de la nicotina en su organismo y en su vida familiar y social.

 


Fuentes: Sociedad del Cáncer USA, Cáncer Erg., Organización Mundial de la Salud (OMS)

Foto por Freepik

Publicidad
  
Etiquetas
Muestra más

Luis Cisneros Croquer

Periodista veterano con mas de 40 años de experiencia. Luis Cisneros Croquer es un colaborador de MedicosTV.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker