Compartir

La hidroterapia es una técnica acuática con fines curativos que puede resultar ideal para complementar el tratamiento de personas con distintas patologías o afecciones.

 

¿Qué es la hidroterapia?

La hidroterapia, también conocida como terapia acuática, es una actividad terapéutica donde se utiliza el agua con fines curativos, ya sea por su efecto térmico o por sus propiedades mecánicas. La hidroterapia maneja conocimientos fisioterapéuticos, de rehabilitación y biomecánica en combinación con otras técnicas de tratamientos.

La hidroterapia se enfoca en el ejercicio bajo el agua, pues esta cuenta con propiedades únicas que ayudan a mejorar a personas con afecciones de salud o limitaciones físicas, además, esta terapia tiene contribuciones beneficiosas y distintas a las que se realizan de forma usual en el suelo.

Las sesiones de esta terapia dependen de las necesidades y limitaciones de los pacientes; ya que, la hidroterapia no es una técnica generalizada, sino adaptada y moldeada a las patologías, pacientes y síntomas. Así mismo, es importante entender que es una actividad complementaria.

Tipos de hidroterapia

Esta terapia cuenta con tres tipos de actividades acuáticas, mismas que contienen subtipos; estos incluyen:

1Hidroterapia mecánica

Presión: Esta forma es ideal para el sistema nervioso y lograr una relajación. La actividad consiste en aplicar chorros de agua.

Empuje: En este caso, la terapia consiste en sumergir el cuerpo en el agua. La técnica del empuje contribuye a mejorar la movilidad física.

Comprensión: En este tipo, el agua se aplica con fuerza sobre la personas, así crear presión en músculos, nervios o venas. Este es un método de relajación.

Resistencia hidrodinámica: Esta es para fortalecer los músculos y consiste en realizar ejercicios sobre una superficie acuática.

Espalda

¿Qué beneficios brinda la hidroterapia?

El agua tiene distintos beneficios para el ser humano, en el caso de la hidroterapia, funciona como un tratamiento útil para diferentes tejidos blandos, lesiones óseas, afecciones neuromusculares, entre otras. Entre los beneficios de la hidroterapia, tenemos:

  • Mejora la circulación
  • Alivia los dolores
  • Fortalece los músculos
  • Mejora el equilibrio y la coordinación
  • Incrementa el rango de movimiento muscular
  • Reduce el espasmo muscular
  • Aumenta la fuerza muscular
  • Favorece la respiración
  • Mejora el sistema inmunológico
  • Disminuye las sensaciones de miedo y ansiedad
  • Contribuye a la relajación

¿En cuales patologías se utiliza la hidroterapia?

La hidroterapia ofrece grande beneficios para personas con distintas afecciones o condiciones de salud; estas incluyen:

  • Artritis
  • Fibromialgia
  • Esclerosis múltiple
  • Esclerosis lateral amiotrófica
  • Hipercifosis
  • Escoliosis
  • Hernias discales
  • Varices
  • Artrosis
  • Lumbalgia
  • Cefalea

¿Cómo se aplica la hidroterapia?

Existen distintas formas de realizar la hidroterapia; las formas que se distinguen son:

Baños

Estos baños pueden ser totales o parciales y es la forma más común de aplicar la terapia. Las temperaturas para los baños varían de acuerdo a la patología o afección a tratar, así mismo, será determinante para los resultados que se obtengan. La temperatura puede ser caliente, fría o templada, también pueden ir variando entre ellas.

Duchas

Los tratamientos con duchas también son distintos en la aplicación de la hidroterapia. Los tipos son:

De presión: Esta forma funciona para la relajación muscular y el alivio de contracturas.

De lluvia o goteo: Esta actúa como relajante o sedante.

De contraste: Es el tipo ideal para la estimulación.

 

Chorros

El tratamiento de hidroterapia a partir de chorros tiene sus variantes, no obstante, se caracteriza porque la salida del agua viene de un solo orificio, a diferencia de las duchas.

Chorros de presión: Sirven para la circulación y las contracturas.

Chorros subacuáticos: Esta forma contribuye para el alivio de contracturas y mejorar la circulación sanguínea, además para la relajación muscular.

Chorros sin presión: Es indicado para tratar el dolor.

 

Envolturas

Se trata un sistema de envolturas, también con fines terapéuticos. Consiste en cubrir al paciente con uno o varios tejidos que pueden ser de lana o lino.

Envoltura húmeda caliente: Es ideal para los reumatismos, afecciones del aparato locomotor y rigidez articular.

Envoltura húmeda fría: Actúa para mejorar las fiebres, esguinces, hematomas, entre otros.

Envoltura sudorífica: Es indicada para enfermedades infecciosas.

Envoltura de calor: Sirve para aliviar los dolores de cabeza y tratar el insomnio.

Emplasto: Esta técnica incrementa los efectos del agua. Consiste en cubrir con elementos agregados, como resina o barro.

¿Qué está contraindicado para la hidroterapia?

Las personas con determinadas patologías no deben optar por la hidroterapia, tampoco se puede realizar en ciertas circunstancias. Esto incluye:

  • Insuficiencia renal
  • Afecciones cutáneas
  • Insuficiencia circulatoria
  • Diabetes
  • Procesos infecciosos
  • Hipertensión arterial o hipotensión
  • Hemorragias

Puesto que el agua tiene diversos beneficios para la salud, la hidroterapia es una alternativa para tratar personas o determinadas condiciones, además, es una técnica que se adapta a las necesidades de cada paciente, lo que resulta beneficioso.

 

 

 

MedicosTVArtículo Original de MedicosTV |  Revisado y Editado por el equipo editorial de MedicosTV

Fuentes:
Arthritis Research UK. Página web. Disponible en: https://bit.ly/2rG05xn
Fotos por Pixabay
© 2016-2018 MEDICOSTV, LLC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here