fbpx

Psoriasis

Base de conocimientos para tu salud.

La psoriasis responde a una enfermedad de la piel que resulta inflamatoria y viene dada por una alteración celular cutánea. Esta afección es crónica, no obstante, suele ser intermitente, es decir, aparece y desaparece. Se trata de unos rosetones que se manifiestan en la piel y tienden a tener distintas formas y en algunos casos, hasta escamas.

Hasta ahora, no se conocen las causas certeras de la psoriasis, sin embargo, si se ha identificado que es inflamatoria y autoinmune y que su origen responde a un trastorno del sistema inmunológico; este que en condiciones normales protege al cuerpo, durante una afección autoinmune, ataca las células y tejidos del organismo por error.

En este proceso, están inmiscuidas las células T y los neutrófilos, que son glóbulos blancos. En estado de salud bueno, dichas células T se transportan por todo el organismo para combatir infecciones, virus y otras afecciones. No obstante, cuando padeces de psoriasis, las células T alteran a las células sanas, provocando con ello un incremento de estas y de los neutrófilos, glóbulos que enrojecen la piel y generan síntomas.

El descontrol con dicha célula y los glóbulos blancos, provocan que las células de la última capa de la piel crezcan más rápido de lo debido, entre 3 y cuatro días, cuando debería ser cada 28 días. Este proceso es el que da lugar a que se formen las placas psoriásicas.

Los síntomas de esta enfermedad varían de persona a persona, además se manifiestan según el tipo de psoriasis que se tenga. Los más frecuentes, incluyen:

  • Dolor
  • Picazón o ardor
  • Sequedad de la piel
  • Sangrado de la piel
  • Manchas rojas con escamas gruesas
  • Pequeños puntos escamosos
  • Engrosamiento de uñas

Los tratamientos para esta patología favorecen la disminución de síntomas y mejoran la calidad de vida; estos están clasificados por tres categorías, las cuales son:

Tratamiento tópico

  • Corticoesteroides tópicos
  • Antralina
  • Retinoides tópicos
  • Cremas humectantes
  • Cremas humectantes
  • Ácido salicílico
  • Alquitrán de hulla

Fototerapia o terapia con luz

  • Luz solar
  • Fototerapia de luz ultravioleta B de banda estrecha
  • Fototerapia de luz ultravioleta B
  • Láser de excímeros
  • Psoraleno más luz ultravioleta A
  • Terapia de Goeckerman

Medicamentos inyectable u orales

  • Retinoides
  • Metotrexato
  • Ciclosporina
  • Medicamentos que alteran el sistema inmunitario (biosimilares)

Es importante estar consciente de que no se puede aplicar la automedicación, si bien estos tratamientos entran dentro de los recetados por los especialistas, no responden a un tratamiento individualizado, que es lo que necesita toda persona. Por tanto, hay que visitar al médico para que indique con certeza el procedimiento a seguir.

Los tratamientos en esta página son solamente sugerencias. Le recomendamos que consulte siempre a su médico antes de usar cualquier medicamiento para esta enfermedad.

Publicidad
  
Back to top button
Close

Adblock detectado

Por favor considere apoyarnos deshabilitando su bloqueador de anuncios.