fbpx

Hipertensión arterial

Base de conocimientos para tu salud.

La hipertensión arterial es una patología crónica que consiste en el aumento de la presión arterial. Una de las características de esta enfermedad es que no presenta unos síntomas claros y que estos no se manifiestan durante mucho tiempo.

Aunque todavía no se conocen las causas específicas que provocan la hipertensión arterial, sí se ha relacionado con una serie de factores que suelen estar presentes en la mayoría de las personas que la sufren. Conviene separar aquellos relacionados con la herencia genética, el sexo, la edad y la raza y por tanto poco modificables, de aquellos otros que se podrían cambiar al variar los hábitos, ambiente, y las costumbres de las personas, como: la obesidad, la sensibilidad al sodio, el consumo excesivo de alcohol, el uso de anticonceptivos orales y un estilo de vida muy sedentario.

Causas no modificables

Factores genéticos

Sexo

Edad y raza

Causas modificables

Sobrepeso y obesidad

Sin embargo, también hay otras causas relacionadas con la salud, como las vasculares y endocrinológicas

Comúnmente, las afecciones se pueden identificar a partir de sus síntomas, pero en el caso de la hipertensión, la mayoría de los casos transcurren sin ningún signo, por lo que detectarla sin acudir al médico resulta complicado. Aun cuando los niveles de tensión estén elevados, puede no manifestarse ningún síntoma hasta que se torne grave. La hipertensión es una condición silenciosa, no obstante, algunos de los signos que podrían manifestarse, son:

  • Mareos
  • Dolores de pecho
  • Dolores de cabeza
  • Hemorragias nasales
  • Problemas para respirar

A la hora de tratar la hipertensión hay dos bloques fundamentales de acciones a realizar:

Hábitos de vida: El paciente tiene que llevar una dieta saludable, disminuir el consumo de calorías, de azúcares y grasas y aumentar la práctica de ejercicio físico. Estas dos prácticas tienen como resultado un mejor control del peso y si el peso está bien controlado es una manera sencilla de controlar la hipertensión. Si el paciente es fumador, conviene que abandone ese hábito y si suele consumir alcohol, es aconsejable que lo reduzca considerablemente.

Fármacos: En caso de que los cambios de los hábitos de vida no funcionen, hoy en día existen tratamientos farmacológicos que sonmuy útiles para controlar la presión arterial. Inicialmente estos tratamientos comienzan con un solo fármaco. No obstante, en algunos casos esta medida no es suficiente y necesitan combinar con dos o tres medicinas para controlar la presión arterial.

Los tratamientos en esta página son solamente sugerencias. Le recomendamos que consulte siempre a su médico antes de usar cualquier medicamiento para esta enfermedad.

Publicidad
  
Back to top button
Close
Close

Adblock detectado

Por favor considere apoyarnos deshabilitando su bloqueador de anuncios.