fbpx

Bruxismo

Base de conocimientos para tu salud.

Las personas que suele rechinar los dientes y apretar la mandíbula, provocan que los dientes se muelan o froten con el movimiento de fuerza que hace la mandíbula de un lado a otro o de adelante hacia atrás, esto es lo que medicamente se conoce como bruxismo, el cual se cataloga como una afección dental.

Este trastorno puede afectar de día y de noche; si estas despierto y rechinas y aprietas la mandíbula, es bruxismo diurno, pero si esto te sucede de noche se denomina bruxismo nocturno, y este es el más frecuente.

Aunque no se han determinado unas causas específicas del bruxismo, si se han establecido factores de riesgo; como la ansiedad, frustración y el estrés, este último es el más perjudicial, de acuerdo con la Asociación Dental Americana. La fatiga, los ronquidos, el consumo de cafeína, el tabaquismo y cualquier trastorno del sueño pueden ser causas de la molienda de dientes.

Asimismo, puede ser consecuencia de efectos secundarios de ciertos medicamentos; como los psiquiátricos, antidepresivos, además, el bruxismo ha sido relacionado con patologías neurológicas como el Parkinson y  el Huntington. El sistema nervioso central tambien se involucra en el bruxismo, puesto que la frecuencia cardiaca puede incrementar un episodio de bruxismo.

Otro factor incluye las deformidades dentales, dientes torcidos o con mordida anormal, lo que ocasiona que los dientes no engranen correctamente al cerrar la mandíbula.

Si estas sintiendo alguno de estos síntomas, es probable que estés padeciendo bruxismo.

  • Dolor persistente en el rostro
  • Dolor o sensibilidad dental
  • Dolor o inflamación de la mandíbula
  • Alteración del sueño
  • Dientes fracturados, aplanados o débiles
  • Mandíbula rígida o trabada
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de encías

El tratamiento para el bruxismo va enfocado en la reducción de dolor e incomodidad, además, detener el desgaste dental provocado por el trastorno. Algunos especialistas tienden a recomendar protectores dentales o férulas, y si bien disminuyen y en algunos casos eliminan el dolor el dolor, no arreglan la afección de raíz, y cuando se dejan de usar, los malestares vuelven.

Así que para atacar la alteración desde su origen y eliminarla, es necesario acudir al especialista para que indique los procedimientos más adecuados. No obstante, hay medidas que uno mismo puede tomar para ayudarse.

  • Aplicar técnicas de relajación para evitar la ansiedad y el estrés
  • Realizar ejercicios de estiramiento para ayudar al equilibrio muscular, pero para esto hay que visitar primero al fisioterapeuta.
  • Combatir y evitar los trastornos de sueño
  • Acudir al fisioterapeuta para que realice masajes faciales, de cuello y hombro para ir reduciendo los malestares de la afección.
  • Evitar comer alimentos duros
  • Aplicar calor húmedo en el área
  • Intentar relajar los músculos faciales y las mandíbulas

Los tratamientos en esta página son solamente sugerencias. Le recomendamos que consulte siempre a su médico antes de usar cualquier medicamiento para esta enfermedad.

Publicidad
  
Back to top button
Close

Adblock detectado

Por favor considere apoyarnos deshabilitando su bloqueador de anuncios.