fbpx
Dermatología

Recibe sol con protección y evita siempre la insolación

¿Sabías que la insolación no es solo un problema de la piel? Es más grave de lo que imagina, así que es importante que te cuides de ella.

 

Insolación ¿Qué es?

Cuando hablamos de insolación, nos referimos a una alteración en la cabeza que se origina como consecuencia de la sobreexposición al sol, es decir, se manifiesta una respuesta del organismo en la cabeza ante el ardor excesivo del sol. Asimismo, la insolación genera quemaduras de primer grado en la piel por la misma causa.

Cuando hay una exposición prolongada al sol, se produce un fallo en los mecanismos del sistema nervioso, mismos que regulan la temperatura corporal, que tiene que ver con la sudoración y dilatación de los vasos periféricos. Por ello, la temperatura del cuerpo se incremente abruptamente y puede hasta llegar a los 45°C, lo que ocasiona que se manifiesten los síntomas.

¿Qué síntomas se derivan de la insolación?

La insolación desencadena muchos síntomas, mismos que también van a depender del nivel de complicación de la persona, además de qué tan bien o no esté su organismo como para combatir la afección. Los síntomas incluyen:

  • Vértigo
  • Vómitos
  • Calambres
  • Dolor de cabeza
  • Confusión mental
  • Dificultad motora
  • Piel caliente y seca
  • Falta de coordinación
  • Agotamiento por calor
  • Baja presión sanguínea
  • Frecuencia aumentada del pulso
  • Piel con quemaduras de primer grado

Causas de la insolación y factores de riesgo

La insolación puede venir dada por la sobreexposición al calor y al sol. Por otra parte, la humedad en exceso también puede provocar insolación, además, genera la deshidratación del organismo.

La probabilidad de sufrir insolación aumenta cuando:

  • Se padece de obesidad
  • Se es niño o adulto mayor
  • Se poseen afecciones o lesiones
  • No se está acostumbrado a las altas temperaturas y a la humedad

Trata tu piel después de una insolación

Lo primero que se debe hacer ante un caso de una insolación es acudir al especialista para que diagnostique esta alteración y con base en ello indique el tratamiento o procedimiento a seguir. No obstante, hay medidas que puedes adoptar, debido a que son sencillas y pueden ser muy efectivas. Estas son:

Hidratarte: Es fundamental en todo caso ingerir suficiente agua y jugos refrescantes que no tengan alto contenido de azúcar, puesto que de lo contrario no refrescarán tu cuerpo, sino te empalagarán. Opta por frutas con alto contenido de vitaminas.

Darte baños de agua fresca: En un principio, es probable que la piel te arda o sea molesto, pero a los minutos comenzarás a sentir alivio y contribuirás con el cuerpo a restablecer su temperatura natural.

Humectar la piel: Aplica cremas acordes a tu tipo de piel que contengan vitaminas e ingredientes que ayuden con las quemaduras. Asimismo, aplícala fría, esto ayudará a que refresque más. No utilices aceites, pues estos, al contrario de las cremas, proporcionan calor.

No rascar ni restregar la piel: Si rascas las zonas afectadas, causarás que la piel se rompa y la posibilidad de que se infecte será mayor. Además retrasarás el proceso de sanación. Si sientes picor, acude al médico para que te recete una pomada.

Consejos para evitar la insolación

Adopta medidas para cuidar de tu órgano más grande, que es la piel; también protege tu salud en general, debido a que la insolación no solo afecta la piel, pero de igual modo puede ser muy grave. Estos son los consejos que debes tomar para evitar una insolación:

  • No realices ejercicio físico en las horas de mayor calor
  • Cúbrete en la sombra cuando estés en playas o piscinas
  • Utiliza ropa transpirable y ligera, además de sombreros o gorras
  • No recibas sol directo, sobre todo en las horas de mayor intensidad solar
  • Hidrátate adecuadamente e incrementa el consumo de líquidos en momentos calurosos

La insolación puede ser muy perjudicial, inclusive puede llevar a la muerte, así que no te expongas al sol demasiado y prolongadamente, no es bueno ni necesario; los excesos son dañinos, y con el sol no es la excepción. Si bien puedes recibirlo, hazlo de forma adecuada y considerando tus necesidades, limitantes y tu salud en general.

 

 

MedicosTVArtículo Original de MedicosTV |  Revisado y Editado por el equipo editorial de MedicosTV

Fuentes:
Medline Plus. Página web. Disponible en: https://bit.ly/2xF0lyW
Cuídate Plus. Página web. Disponible en: https://bit.ly/2OCZYfr
Salud 180. Página web. Disponible en: https://bit.ly/2putVDI
Fotos por Freepik
© 2016-2018 MEDICOSTV, LLC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
Publicidad
  
Etiquetas
Muestra más

Barbara Carballo

Barbara Carballo es una profesional de la comunicación social, periodista y redactora. Enfocada en salud y bienestar, además de temas sociales. Defensora de las causas justas y de la defensa de los derechos de la infancia y comunidades vulnerables. Amante de la vida y de las cosas simples. Creyente en Dios, el amor y el respeto. Barbara es una colaboradora de MedicosTV.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker