Compartir
- Publicidad -

La psoriasis es un alteración de la piel que no se puede curar, pero si puedes mantenerla controlada y cuidar tu piel.

 

¿De qué se trata la psoriasis?

La psoriasis responde a una enfermedad de la piel que resulta inflamatoria y viene dada por una alteración celular cutánea. Esta afección es crónica, no obstante, suele ser intermitente, es decir, aparece y desaparece. Se trata de unos rosetones que se manifiestan en la piel y tienden a tener distintas formas y en algunos casos, hasta escamas.

“A cualquier persona le puede dar psoriasis, pero se da con más frecuencia en los adultos. Ciertos genes parecen estar vinculados a esta enfermedad, por lo que usted tiene más probabilidad de tenerla si alguien en su familia la tiene”, según National Institutes of Health.

¿Por qué se origina la psoriasis?

Hasta ahora, no se conocen las causas certeras de la psoriasis, sin embargo, si se ha identificado que es inflamatoria y autoinmune y que su origen responde a un trastorno del sistema inmunológico; este que en condiciones normales protege al cuerpo, durante una afección autoinmune, ataca las células y tejidos del organismo por error.

En este proceso, están inmiscuidas las células T y los neutrófilos, que son glóbulos blancos. En estado de salud bueno, dichas células T se transportan por todo el organismo para combatir infecciones, virus y otras afecciones. No obstante, cuando padeces de psoriasis, las células T alteran a las células sanas, provocando con ello un incremento de estas y de los neutrófilos, glóbulos que enrojecen la piel y generan síntomas.

El descontrol con dicha célula y los glóbulos blancos, provocan que las células de la última capa de la piel crezcan más rápido de lo debido, entre 3 y cuatro días, cuando debería ser cada 28 días. Este proceso es el que da lugar a que se formen las placas psoriásicas.

Identifica los signos de la psoriasis

Los síntomas de esta enfermedad varían de persona a persona, además se manifiestan según el tipo de psoriasis que se tenga. Los más frecuentes, incluyen:

  • Dolor
  • Picazón o ardor
  • Sequedad de la piel
  • Sangrado de la piel
  • Manchas rojas con escamas gruesas
  • Pequeños puntos escamosos
  • Engrosamiento de uñas

Tipos de psoriasis

Existen diferentes tipos de psoriasis y están clasificados según su complejidad y el patrón de las manchas. Estas comprenden:

Según la gravedad

Psoriasis leve: Responde a una psoriasis que afecta alrededor del 2% de la piel y se ubica de forma aislada, solo en ciertos lugares; como pies, cuero cabelludo, codos, manos y rodillas

Psoriasis moderada: En este caso, las manchas y escamas se exteriorizan en piernas, torso, cuero cabelludo, brazos y otras zonas. Este tipo de psoriasis abarca entre el 2 y 10% del cuerpo.

Psoriasis grave: Corresponde a la forma más compleja de la enfermedad, en esta etapa más del 10% de la piel se ve afectada por la enfermedad.

Según los patrones de manchas

Psoriasis en placas: Esta corresponde al tipo más frecuente de la afección y se trata de lesiones rojas, secas, elevadas y con escamas. Esta forma se puede manifestar en cualquier parte del cuerpo.

Psoriasis en las uñas: Responde a una psoriasis que altera las uñas, tanto de pies como de manos y provoca que se debiliten, se quiebren, crezcan anormal o les aparezcan manchas.

Psoriasis en gotas: Este tipo de psoriasis, afecta mayormente a jóvenes y niños, ocasionando que se manifiesten descamaciones con formas de gotas en brazos, piernas, torso y cuero cabelludo.

Psoriasis inversa: Se trata de manchas rojas lisas que al contacto con la fricción o sudoración, empeoran. Tienden a salir en axilas, debajo de los senos, alrededor de los genitales y la ingle.

Psoriasis pustulosa: Esta es una psoriasis que genera manchas extensas o generalizadas, aunque también pueden salir en áreas más pequeñas, como en los dedos. Esta forma de la afección es poco usual.

Psoriasis eritrodérmica: Esta es una de las formas más graves, debido a que abarca todo el cuerpo con erupciones rojas, además, puede generar hasta el desprendimiento de la piel. Este tipo es el menos común.

Artritis psoriásica: Esta forma de psoriasis provoca los mismos signos que las anteriores, con la diferencia que produce dolores en cualquiera de las articulaciones.

¿De qué factores hay que tener cuidados?

La psoriasis tiene muchos factores desencadenantes que hay que evitar para no originar un brote. Estos son:

¿Se puede prevenir la psoriasis?

Hasta los momentos no han identificado alguna forma específica y certera que pueda evitar la psoriasis. Lo que se sugiere, es mantener la piel limpia, hidratada, protegida del sol y de otros factores. Además, evitar los factores desencadenantes de los brotes.

 

 

MedicosTVArtículo Original de MedicosTV |  Revisado y Editado por el equipo editorial de MedicosTV

Fuentes:
Mayo Foundation for Medical Education and Research. Página web. Disponible en: https://mayocl.in/2Brt227
Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel. Página web. Disponible en: https://bit.ly/2CxKZCj
Psoriasis 360. Página web. Disponible en: https://bit.ly/2LzukOV
Fotos por Freepik
© 2016-2018 MEDICOSTV, LLC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
Te puede interesar: