fbpx
Dermatología

Cuida tu piel para evitar la queratosis actínica

Diversas enfermedades se pudiesen evitar si se tiene un cuidado especial de la salud, tal es el caso de la queratosis actínica.

 

Queratosis actínica

La queratosis actínica, también conocida como “queratosis solar”, es una alteración de la piel que origina parches secos, gruesos y escamosos en ciertas zonas de la misma; habitualmente salen en el cuello, dorso de las manos, antebrazos, rostro, labios, cuero cabelludo y orejas.

Esta afección se manifiesta después de periodos largos y continuos expuestos al sol, además, se desarrolla de forma paulatina, tardando años en aparecer. Comúnmente se manifiesta por primera vez a partir de los 40 años. La queratosis actínica tiene un pequeño porcentaje de probabilidad de convertirse en cáncer de piel.

¿Quiénes son más propensos a padecer queratosis actínica?

Los hombres son más propensos que las mujeres a experimentar esta alteración, debido a que pasan mayor tiempo exponiéndose al sol y sin protector solar. Por otra parte, las personas con color de ojos claros, como grises, verdes o azules, tienen mayores probabilidades, además de quienes son de tez blanca, cabello pelirrojo o rubio.

“La queratosis actínica (QA), también conocida como queratosis solar, es un precáncer de piel muy común, que afecta a más de 58 millones de norteamericanos”, según Skin Cancer Foundation.

Causas de la queratosis actínica

La principal causa por la cual se presenta esta afección es por la sobreexposición constante a los rayos UV del sol; sin embargo, también la puede generar el uso frecuente e intenso de camas solares.

Así se presenta la queratosis actínica

Generalmente esta alteración no ocasiona síntomas, sólo los parches antes mencionados, pero veamos cómo se presentan ellos y qué otros signos pueden aparecer:

  • Parche o grano plano elevado en la capa superior de la piel
  • Superficie de piel dura, semejante a una verruga
  • Variedad de colores como marrón, rojo o rosado en los parches
  • Ardor o picazón en el área afectada
  • Parche grueso, escamoso y seco con una medida aproximada de 1 pulgada, lo que equivale a 2,5 centímetros

Fíjate en los factores de riesgo

Cualquier persona puede desarrollar una queratosis actínica, no obstante, hay quienes tienen un mayor riesgo de padecerla debido a las siguientes condiciones:

  • Vivir en un lugar soleado
  • Tener más de 40 años
  • Tener antecedentes familiares
  • Tener historial personal de queratosis con cáncer de piel
  • Exponerse desmedidamente al sol o camas solares
  • Ser rubia, pelirroja o tener ojos de color claro
  • Ser propensa a las pecas o quemaduras solares
  • Tener debilidad en el sistema inmunitario como resultado de alguna enfermedad o del consumo de medicamentos

¿La queratosis actínica se puede prevenir?

La mejor forma de prevenir esta afección es evitar exponerse al sol, además, eso resulta fundamental, ya que la queratosis se puede transformar en una alteración más grave, como, por ejemplo, cáncer de piel. Por ello, se recomiendan ciertas medidas de protección:

Utilizar protector solar: Se sugiere usar siempre el protector solar cuando se esté al aire libre. La American Academy of Dermatology recomienda protector solar de amplio espectro y resistente al agua con un FPS mínimo de 30.

No exponerse demasiado al sol: Es prudente limitar el tiempo que se pasa bajo los rayos UV del sol, puesto que la exposición prolongada ocasiona la queratosis. Por otro lado, se sugiere no tomar el sol entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, ya que son las horas de mayor intensidad solar.

Vestirse adecuadamente: Si vas a salir y a exponerte al sol, es ideal utilizar prendas de ropa idóneas que ayuden a proteger la piel, como, por ejemplo, los tejidos cerrados.

No utilizar camas solares: Las camas solares provocan los mismos efectos que la exposición al sol, es decir, pueden ocasionar la queratosis, además, son más dañinas porque la radiación se recibe en menor tiempo, por tanto, el proceso de degeneración se incrementa, al igual que el riesgo de padecer cáncer.

Cuida tu piel: En términos más generales, debe haber cuidados especiales para toda la piel, estos incluyen una buena alimentación, hidratación a través del consumo adecuado de agua, y la nutrición externa a partir de lociones que nutran y protejan la piel.

Debemos recordar que la piel es el órgano más grande del cuerpo, y es el que protege todos los órganos internos, además de ser el más expuesto a los agentes externos. Por ello, seguir pautas de protección es esencial. Asimismo lo es acudir a controles periódicos con el especialista para evaluar el estado de nuestra salud.

MedicosTVArtículo Original de MedicosTV |  Revisado y Editado por el equipo editorial de MedicosTV

Fuentes:
Mayo Clinic. Página web. Disponible en: https://mayocl.in/2P30KSl
Skin Cancer Foundation. Página web. Disponible en: https://bit.ly/2MrUIu1
Dermik. Página web. Disponible en: https://bit.ly/2PYmHHR
Fotos por Freepik
© 2016-2018 MEDICOSTV, LLC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
Publicidad
  
Etiquetas
Muestra más

Barbara Carballo

Barbara Carballo es una profesional de la comunicación social, periodista y redactora. Enfocada en salud y bienestar, además de temas sociales. Defensora de las causas justas y de la defensa de los derechos de la infancia y comunidades vulnerables. Amante de la vida y de las cosas simples. Creyente en Dios, el amor y el respeto. Barbara es una colaboradora de MedicosTV.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker