fbpx
Dermatología

Tus lunares representan más que punticos y atractivos visuales. Cuídalos

Los lunares son aumentos de la piel que suelen ser sanos, no obstante, pueden transformarse en cancerosos y representar un problema, por ello es esencial el cuidado y protección que les des.

¿Qué son los lunares?

Los lunares son crecimientos de la piel que se forman a partir de la agrupación de unas células pigmentadas denominadas melanocitos, cuando estas crecen unidas constituyen el lunar, que en un estado normal y sano se designa como lunar común o nevo displásico, cada uno con sus diferencias y en el caso del displásico con cierto riesgo.

Lunar común

Los lunares comunes pueden presentarse desde el nacimiento, aunque no es lo usual, normalmente empiezan a aparecer a partir de la niñez y la adolescencia, y se van brotando durante la vida, aproximadamente a los 40 años de edad ya le han salido todos los lunares a una persona, sin embargo, pueden haber excepciones donde aparezca uno o más después de esta edad. Generalmente van desapareciendo a medida que envejecemos.

Los lunares comunes suelen estar en zonas expuestas al sol, como de la cintura hacia arriba, no es frecuente que estén en lugares del cuerpo que permanezcan cubiertos, como los senos, glúteos o el cuero cabelludo.

Características de un lunar común

Color y textura: Usualmente, los lunares comunes son de superficie lisa y el color es marrón oscuro, no obstante, esto va a depender del color de piel de la persona, si su tono de piel es oscuro al igual que el color de su cabello, los lunares serán similares, mientras que las personas blancas y cabello rubio, tendrán lunares más claros.

Tamaño: Los lunares comunes comprenden un tamaño menos a 5 milímetros de ancho, cerca de un cuarto de pulgada, es decir, similar al grosor de la borra de un lápiz. Raramente son más grandes, tampoco es normal que crezcan una vez que ya han salido. Si notas que tienes un lunar y está creciendo, debes acudir al médico.

Forma: Redondo u ovalado es la forma de los lunares comunes, también tienen el borde definido y a menudo presentan una forma de cúpula.

Nevo displásico

Un nevo displásico o lunar atípico, es un tipo de lunar distinto al lunar común. Estos son más grandes, generalmente miden más de 5 milímetros de ancho, por otro lado, su color puede ser rosado, castaño, tostado o tener una mezcla de colores; casi siempre tienen superficie lisa, pero levemente escamosa o arenosa, además, tienen bordes irregulares que se disipan en los alrededores de la piel.

Estos lunares displásicos o atípicos se pueden presentar en cualquier parte del cuerpo, se manifiestan en zonas expuestas al sol, como la espalda, pero también pueden aparecer en regiones no exhibidas, como los senos, el cuero cabelludo y zonas por debajo de las caderas.

Los nevos displásicos pueden surgir en algunas personas en pocas cantidades, como dos, mientras que otras personas tienen más de diez. Las personas con estos lunares también poseen lunares comunes.

¿Qué es un melanoma?

Melanoma es la forma de cáncer más grave de la piel, este tiene distintas causas, como el factor hereditario o los de origen ambiental, que hace referencia a la exposición excesiva de los rayos solares. Los lunares, ya sean comunes o displásicos, suelen ser benignos, no obstante, existe un riesgo de que alguno de estos se convierta en melanoma. Esto también puede variar según la cantidad de lunares que se tengan.

“Si alguien tiene más de 100 lunares corre un máximo riesgo de sufrir melanoma”, según The Skin Cancer Foundation.

Los signos que indican que puede estar apareciendo el melanoma, se van manifestando en uno o más lunares. Es fundamental e importante conocer nuestra piel, examinarla, prestar atención de si se presenta algún cambio, además, visitar frecuentemente al médico para que chequee que todo esté bien; ya que, si se detecta a tiempo el melanoma, casi siempre tiene cura.

¿Pueden transformarse los lunares comunes y los nevos displásicos en melanoma?

En el caso de los lunares comunes, si es posible que se conviertan en melanoma, sin embargo, no es común que sean o se transformen en cancerosos. Por otra parte, Los nevos displásicos también pueden convertirse en melanomas, pero generalmente no ocurre, lo usual es que se mantengan estables al pasar del tiempo. No obstante, el riesgo aumenta mientras más nevos displásicos se tengan.

¿Qué me indica que puede haber peligro?

  • El lunar común o nevo displásico sangra o exuda
  • Varía la forma, textura o altura del lunar
  • Da comezón o picor
  • El lunar cambia y se convierte en duro o escamoso
  • Se empequeñece o agranda sin uniformidad
  • Cambia de color
  • Dolor en el lunar

Alfabeto del melanoma

Existe una guía para identificar las primeras señales del melanoma; estas son las primeras 5 letras del abecedario ABCDE. Aprender cómo funciona esta técnica es importante para determinar si algo raro está sucediendo y a partir de esto, acudir a un especialista para que compruebe o descarte cualquier problema.

La letra A significa asimetría, la B, borde, por su parte, la C hace referencia al color, la D es diámetro, y por último, la E indica evolucionando o cambiando.

A, asimetría: Se trata de que ambas mitades coincidan, si una es distinta de la otra ya es una señal.

B, borde: Los borden deben ser iguales y normales, no deben tener bordes irregulares, ondas o cortes.

C, color: Lo normal es que el lunar tenga un único color, presta atención a que no haya combinación de colores en alguno, además, que no cambien su color.

D, diámetro: Los lunares deben tener el tamaño que ya mencionamos, cerciórate de que tus lunares estén dentro de este rango, también de que ninguno esté creciendo.

E, evolucionando o cambiando: Esto comprende todas las variaciones que hemos mencionado, fíjate si hay cambios en tus lunares; de color, forma, tamaño, textura, entre otros.

Factores de riesgo

Existen factores que incrementan la posibilidad de que un lunar común o un nevo displásico se convierta en un melanoma, estos incluyen:

  • Quemaduras graves
  • Bronceado en exceso
  • Exposición prolongada a los rayos del sol
  • Cámaras de bronceado y lámparas solares
  • Antecedentes familiares
  • Piel sensible o que se quema con facilidad
  • Algunas condiciones médicas y consumo de ciertas medicinas

Prevención

La prevención comprende la atención que le demos a la piel y al cuidado que le brindemos, se trata de examinarnos periódicamente; ya que, si hay algún cambio en los lunares lo podremos notar y abordar de forma rápida. También debes acudir al médico, de modo que este chequee que todo esté bien y que no haya riesgos.

Cuida tu piel

Tu piel merece protección y atención como cualquier otra parte del cuerpo; la piel es nuestro órgano más grande y está expuesto a factores ambientales, pero tú puede abordar medidas de prevención y cuidado.

  • Utiliza protector solar en tu vida diaria
  • Evita el sol en las horas de más intensidad
  • Cúbrete con lentes, sombreros y cualquier otra prenda que te proteja de los intensos rayos del sol
  • Evita las cámaras solares

Para que tengas en cuenta

  • Entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, los rayos del sol no más intensos
  • Los rayos del sol traspasan la ropa ligera, las ventanas, las nubes y parabrisas
  • Los rayos del sol se reflejan en la arena, el mar, el hielo, la nieve y el pavimento

 

[socialpoll id=”2498547″]

 

MedicosTVArtículo Original de MedicosTV |  Revisado y Editado por el equipo editorial de MedicosTV

Fuentes:
Instituto Nacional del Cáncer. Página web. Disponible en: https://bit.ly/2qS3HeO
Mayo Foundation for Medical Education and Research. Página web. Disponible en: https://mayocl.in/2Jdbgnw
The Skin Cancer Foundation. Página web. Disponible en: https://bit.ly/2HfpoQQ
Fotos por Unsplash
© 2016-2018 MEDICOSTV, LLC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
Publicidad
  
Etiquetas
Muestra más

Barbara Carballo

Barbara Carballo es una profesional de la comunicación social, periodista y redactora. Enfocada en salud y bienestar, además de temas sociales. Defensora de las causas justas y de la defensa de los derechos de la infancia y comunidades vulnerables. Amante de la vida y de las cosas simples. Creyente en Dios, el amor y el respeto. Barbara es una colaboradora de MedicosTV.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker