fbpx
AlergiasDestacadosNutrición

Alergia ó intolerancia a los alimentos ¿Cuál es la diferencia?

Si alguna vez te ha pasado que al comer algún tipo de alimento en específico, sientes malestares diversos como picazón, dolor de estómago, náuseas, aparición de ronchas en la piel, e incluso dificultad para respirar, lo más probable es que seas alérgico o intolerante a ese alimento.

La intolerancia y la alergia a los alimentos son dos condiciones mucho más comunes de lo que se cree. Algunas personas piensan que las dos se refieren a una misma enfermedad.  Sin embargo, son dos condiciones distintas y es muy importante conocer la diferencia.

En principio, comer un alimento al que uno es intolerante puede ocasionar síntomas bastante molestos. Sin embargo, una verdadera alergia alimentaria puede desencadenar una reacción corporal tal que podría ser incluso potencialmente fatal. ¿En dónde está entonces la diferencia?

El sistema digestivo versus el sistema inmunológico

La respuesta a una intolerancia alimenticia ocurre en el sistema digestivo. Ocurre cuando tu organismo es incapaz de descomponer apropiadamente la comida. Lo cual puede suceder debido a deficiencias enzimáticas, sensibilidad a ciertos aditivos alimenticios o reacciones a los procesos químicos que ocurren naturalmente en los alimentos. Frecuentemente, las personas con intolerancia alimenticia pueden comer pequeñas cantidades de la comida que los afecta sin sufrir problemas. Además, los síntomas de la intolerancia, generalmente se presentarán con malestares asociados únicamente al sistema digestivo.

Una reacción alérgica a los alimentos involucra al sistema inmunológico. Nuestro sistema inmune controla la forma en que nuestro cuerpo se defiende a sí mismo. Por ejemplo, si alguien es alérgico a la leche de vaca, su sistema inmunológico identifica la leche de vaca como un invasor o alérgeno. Lo que lo hace reaccionar en forma exagerada produciendo anticuerpos llamados inmunoglobulinas E (IgE). Estos anticuerpos viajan a las células que liberan químicos, causando una reacción alérgica. Cada tipo de IGE tiene una especie de “radar” para cada tipo de alérgeno.

El peligro de las alergias alimentarias

A diferencia de las intolerancias alimenticias, las alergias a los alimentos pueden causar reacciones graves o incluso amenazantes de la vida aunque se coma, toque o inhale una cantidad microscópica del alimento.  Los síntomas de las reacciones alérgicas alimentarias generalmente se hacen evidentes en la piel mediante ronchas, picazón, o ampollas. A nivel gastrointestinal, se pueden presentar síntomas como vómito y diarrea. En algunas ocasiones, los síntomas cutáneos y gastrointestinales pueden estar acompañados por síntomas respiratorios, pero éstos últimos, generalmente no se presentan solos.

Uno de los peligros más graves con  las alergias alimenticias es que se produzca una reacción anafiláctica. Este tipo de reacción suele ocurrir en forma muy rápida y comprende síntomas como dificultad para respirar, mareo o pérdida del conocimiento. Sin el tratamiento inmediato adecuado (aplicación de una inyección de epinefrina y cuidado médico experto), la anafilaxis puede ser fatal.

¿Se pueden curar la intolerancia y las alergias alimenticias?

Ni las alergias ni la intolerancia alimentaria tienen cura. La forma más segura para evitarlas es descubrir cuáles son los alimentos o grupos de alimentos que las producen y evitarlos. Es importante, entonces realizar esa identificación lo más pronto posible, a fin de evitar las posibles complicaciones que puedan presentarse.

Algunas medidas de prevención

Unas sencillas medidas de prevención que se pueden implementar son las siguientes:

  • Leer cuidadosamente las etiquetas de los alimentos. Muchos alimentos preparados pueden contener alérgenos como el maní y la leche, que normalmente no están asociados con ese alimento.
  • Mantener medidas de limpieza para conservar las áreas y utensilios de cocina libres de residuos de aquellos alimentos que puedan producir alergias o intolerancia. Por ejemplo, el simple hecho de lavarse las manos con agua y jabón ayudará a remover la mayoría de los residuos.

Ante la ocurrencia de cualquiera de los síntomas descritos  luego de consumir un alimento, debes buscar la ayuda de un profesional médico que te revise y descarte o confirme la existencia de una intolerancia alimentaria o de una alergia. Y recuerda, no le restes importancia a las señales que te da tu cuerpo cuando algo no funciona bien. Pueden ser la diferencia entre la salud y la enfermedad.

Artículo Original de MedicosTV |  Revisado y Editado por el equipo editorial de MedicosTV

Fuentes:
Pongdee T, (s/f). Food Allergy Versus Food Intolerance.  Artículo en línea. Disponible en: https://www.aaaai.org/Aaaai/media/MediaLibrary/PDF%20Documents/Libraries/EL-food-allergies-vs-intolerance-patient.pdf
Foto por Freepik
© 2017 MEDICOSTV, LLC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.
Publicidad
  
Etiquetas
Muestra más

Diógenes Bustamante

Diógenes Bustamante es un escritor y colaborador para MedicosTV.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker